La televisión ya no sólo compite con el cine en la calidad de sus contenidos, ahora también invade su espacio. Canal + estrenará el primer episodio de la esperada tercera temporada de True Blood en el Cine Luna de Madrid el próximo lunes 14 de junio a las 22h. La entrada es libre hasta completar el aforo, pero si eres fan de la serie y vives en Madrid, puedes garantizar tu sitio entre los privilegiados que verán el capítulo en pantalla grande, sólo un día después de su estreno en Estados Unidos. Continue reading

Lo que le falta a True Blood

Quienes vemos True Blood tenemos una opinión generalizada: no sabemos por qué, pero a pesar de reconocer que la serie es un despropósito continuamos viéndola. Estamos todos de acuerdo en que su mitología es delirante, sabemos que no tiene grandes diálogos, ni tramas complejas  y que sus interpretaciones rozan la parodia sin miedo al ridículo, pero aún así nos vamos dejando llevar.

Después de ver sus episodios siempre nos queda una sensación ambigua. Podríamos pensar que es producto de la atmósfera artificialmente raruna en la que se desarrolla la serie, pero lo que realmente ocurre es que mientras vemos True Blood nuestro cerebro está recibiendo constantemente señales confusas y contradictorias. Así debe ser como nos “glamourizan”.

Y entonces, viendo el último episodio tuve una epifanía: nuestra confusión se debe a la forma equivocada en la que nuestro cerebro procesa la serie porque nos la han vendido como un drama sobrenatural y True Blood es una comedia.


Para compartir  con vosotros esta revelación, preparé unos vídeos que sustentan mi tesis (perdonad que el acabado no sea profesional). Añadí risas enlatadas a cuatro momentos de la serie, podéis verlos no hay spoilers:

http://www.youtube.com/watch?v=u4HCbgMOIug


http://www.youtube.com/watch?v=OczjszS32M4


http://www.youtube.com/watch?v=o6qcsgjd3ww


http://www.youtube.com/watch?v=r8f7mF2v2Vw


De ahora en adelante, siempre que queráis liberar vuestra mente del falso glamour HBO, sólo tenéis que imaginaros las risas, el acting cómico de los personajes hará que el proceso sea natural.

True Blood: Oda a la extravagancia

(S02E01 – Nothing but the Blood) Desde el domingo por la red corren ríos de sangre y es muy difícil evitar ser salpicado. Algunos se relamen con placer y otros inquietos nos lavamos rápidamente, pero aún así la mancha permanece y el rojo será definitivamente el color del verano. Aunque prefiero la sangre que hacía correr Tony Soprano, ésta es la era de los vampiros en la HBO y como serieadicta no pienso perderme el espectáculo.

La premiere de la segunda temporada de True Blood empezó justo en el mismo punto donde acabó la primera. Una continuación del grito despavorido de Sookie y Tara ante la “espeluznante” visión de un pie inmóvil que se deslizó al abrir la puerta de un coche. Me deja totalmente descolocada esta reacción, inexplicable después de haber visto a su abuela flotando en un mar de sangre, a su gata colgando de un ventilador de techo, a su novio consumido por las llamas solares y después haber matado a un asesino en serie.  Sin sutilezas, porque en Bon Temps lo que se lleva es la extravagancia.

El pie resultó no ser el de Lafayette y el personaje está inmerso en una nueva y misteriosa aventura. Alan Ball sabe que es uno de los personajes preferidos del público, así que ha decidido enviar a Charlotte Harris a tomar algo al Merlotte mientras él mezcla detalles de sus libros hasta conseguir la combinación perfecta. Con la misma dedicación y paciencia con la que Bill ayuda a Jessica a preparar su cóctel personal de Tru Blood.

La ausencia de elipsis determina la ausencia de evolución en los personajes y las situaciones. Una frase larga para decir que todo sigue igual. Jason sigue siendo el mismo ser básico y elemental, Sookie la misma histérica egocéntrica y Bill el mismo vampiro descolorido pidiendo perdón a Sookie. Al final de la primera temporada parecía que Sam era una fuente interminable de secretos, pero creo que ser un “adapta formas” era el más interesante.

Aunque muchos hechos fueron presentados sin transición alguna en éste capítulo, entre ellos la gratuita y rápida resolución del asunto del tío de Sookie, no quiero dejar de mencionar el halo de justicia poética que rodea toda la situación. Bill mató a su tío y éste le dejó a Sookie una herencia que no puede permitirse aceptar, así que se la cede a su hermano Jason el cual la invertirá en la iglesia que persigue a los vampiros. El tío de Sookie buscando la redención encontró venganza.

Maryan, la diosa vibratoria de las frutas tropicales, y Eric, el vampiro vikingo prueba no viviente de que la maldad extrema no es incompatible con el glamour, serán dos de los personajes claves de la temporada. La trama de Jason, como reflejo del americano presa fácil de las sectas estafadoras, nos permitirá ver finalmente los prometidos conflictos que se generan por la convivencia de vampiros y humanos de manera más directa, y no sólo con la imagen de Nan Flannagan en los televisores de Bon Temps.

Si Alan Ball decide trasladar parte de la acción a Dallas como en los libros en los que se basa la serie, ésta trama paralela nos dejará conocer por fin detalles de la existencia vampírica más allá del club Fangtasía y la cultura de reciclaje de Bill. El marketing viral de la HBO formará parte de la historia y conoceremos más productos y servicios para los vampiros aparte de la famosa bebida, como los curiosos hoteles especialmente diseñados para ellos.

True Blood es bizarra, extravagante e innecesariamente histriónica. Se deleita danzando con el absurdo, el ridículo y la exageración de lo banal. Rompiendo todas las normas seriales, trabaja con desmesura para que te sientas totalmente ajeno a lo que allí ocurre. True Blood no quiere que sueñes con vivir en Bon Temps, vivir las aventuras de los personajes o hablar como ellos. Incluso dedica su mayor esfuerzo a que no te sientas identificado con ningún personaje y que además detestes a su protagonista.

True Blood te deja claro que tú no perteneces a ese mundo, allí Alan Ball es un dios enigmático del que quizá nunca conozcas sus verdaderas intenciones. ¿Quiere hacerte reir? ¿Quiere reirse de ti? ¿Quiere que rías con él? Sólo él lo sabe, él está en su terreno, nosotros somos simples invitados.

El marketing viral de True Blood

Hay una cosa con la que los fan acérrimos, los detractores y los espectadores indiferentes de True Blood estamos totalmente de acuerdo: todos reconocemos la calidad de su material promocional. Sus trailers, promos, teasers y posters están muy trabajados conceptualmente y consiguen un look muy atractivo. Se nota que actualmente es la serie estrella de la HBO y en ella invierten todos sus esfuerzos. Pero aparte de la publicidad directamente relacionada con la serie, han sabido crear desde el inicio todo un universo paralelo en la red, asumiendo la co-existencia de vampiros y humanos como una realidad ficticia. Merece la pena echarle un vistazo a estas campañas virales, tanto si eres fan de la serie como sino.


Bloodcopy

Esta web es la central de la campaña viral de True Blood. Hace un año, cuando aún no habían imágenes promocionales de la serie, Bloodcopy empezó a recopilar  información sobre un grupo de personas que estaban recibiendo en su correo postal un misterioso sobre con lo que parecía ser un jeroglífico, todo formaba parte de la promoción de la serie.

Como si fuese un blog real, publica noticias e información útil para vampiros y humanos interesados en el tema, como webs tipo Meeting para encontrar pareja “interracial”, banners publicitarios de marcas reales pero dirigidos a la comunidad vampírica y toda clase de recursos para los humanos interesados en los colmillos, como guías de moda, slang y el típico generador de nombres chupasangres, el mío es Victoria Keat :)

 

Trubeverage

Es la web oficial de Tru Blood, la famosa bebida sintética.Incluye las características de cada sabor (A, B, AB, O) y recomiendan cuál es la que más le conviene a cada vampiro dependiendo de la fecha en que fue convertido.

 

Los siguientes vídeos forman parte del contenido extra de la edición en DVD de la serie.


Spots para vampiros



Anuncio de la bebida Tru Blood 

(Se emite por televisión en USA)


In Focus: Vampires in America

Falso documental sobre los vampiros en América



American Vampire League y

The Fellowship of the Sun

La lucha por la aceptación de los vampiros como ciudadanos con derechos en la sociedad actual, trama que finalmente veremos desarrollada en la segunda temporada, está representada por dos bandos opuestos: a favor La Liga Vampírica Americana y en contra La Comunidad del Sol. En la web de cada organizacióna puedes descargarte el kit de miembro, con diseños para hacerte tus propias camisetas. En toda guerra hay que asumir un bando.




True Blood Wiki

Wiki oficial de la HBO, en la que podrás encontrar entre muchas otras cosas, enlaces al Twitter de los personajes de la serie y perfiles, grupos y aplicaciones en Facebook.


 

 

Ya tienes con qué calmar la ansiedad mientras llega la segunda temporada de True Blood el próximo 14 de junio.

 


It Hurts So Good: Promo + BSO True Blood

La HBO nos presenta una nueva promo de la segunda temporada de True Blood que comenzará el domingo 14 de junio. Un magnífico trailer que recuerda estilísticamente a los vídeos promocionales de Six Feet Under.

Además de cumplir con gran belleza su objetivo estético, plasma los principales temores, y conflictos de los personajes en una oscura y turbia atmósfera oscura cubierta de una niebla de sensualidad, dándonos muchas pistas de lo que veremos en la nueva temporada.

La nueva canción de Bob Dylan titulada Beyond Here Lies Nothin’, es la compañera perfecta de esta seductora promo que  aviva con más fuerza el deseo de los fans por ver los nuevos capítulos de la serie, casi con la misma ansiedad que siente un vampiro al ver  sangre tibia saliendo a borbotones de un grácil cuello humano.

 

Para calmar la espera os he preparado una lista de Spotify con las canciones de la Banda Sonora de la serie que saldrá a la venta el 19 de mayo. Faltan cuatro canciones porque no están disponibles en esa plataforma, pero a cambio os incluyo como bonus track la canción de la nueva promo.

 

 

 

* Si aún no tienes Spotify:

Qué es Spotify | Aquí

Spotify sin invitación | Aquí

Web Oficial | Spotify

 

Actualización 13/05/09

Nuevo poster y trailer

 

 

 

 


La segunda temporada de True Blood

Arlene tiene un nuevo pretendiente, Bill una “hija” rebelde, Tara una vida nueva en casa de Maryann, misterioso personaje por él que Sam ha huido. Lafayette está “desaparecido”, Jason se hizo miembro de una iglesia antivampírica, Eric continúa ejerciendo su poder sobre Bill y Sookie ni se imagina lo que se le viene encima. El nombre de Bon Temps es pura ironía. True Blood regresa el 14 de junio.


El equipo de la serie al completo estuvo la noche del lunes en el Paley Festival respondiendo preguntas sobre lo que veremos en esta segunda temporada y explicando algunas anécdotas sobre el proceso de casting y de rodaje. Como dato curioso entre el público asistente estaba Michael Emerson (Ben en Lost) quien acompañaba a su esposa Carrie Preston que interpreta el personaje de Arlene en True Blood. Quizá veamos a Michael interpretando algún personaje en una futura temporada cuando finalicen sus compromisos en Lost.

Alan Ball avanzó que que el personaje de Eric tendrá mucho más protagonismo, descubriremos detalles de su pasado y vivirá varias aventuras con Sookie. Un triángulo amoroso formado con Bill empezará a dibujarse con fuerza. Durante la primera mitad de esta segunda temporada Sookie y Bill son enviados por Eric a Dallas para ayudar a un vampiro llamado Stan (Ed Quinn) a encontrar a otro vampiro que ha desaparecido. Mientras tanto veremos a Jason totalmente inmerso en la iglesia antivampírica The Fellowship of the Sun.


Ene la segunda mitad de temporada Sookie tendrá que limpiar los estragos que una criatura sobrenatural ha causado en Bon Temps, pueblo en el que la noche se vivirá muy intensamente.


Los seis primeros episodios ya están rodados y Allan Ball está escribiendo los dos últimos. Entre las nuevas incorporaciones al cast destacan: Valerie Cruz (Dexter, Dollhouse), Ashley Jones (The Bold and the Beatiful) Ed Quinn (Eureka, House of the Dead 2). Melanie Michelle Forbes (Maryann) y Mehcad Brooks (Eggs) a quienes vimos en los últimos episodios de la primera temporada siguen como parte del reparto habitual de la serie.


En el Paley Festival explicaron algunas anécdotas de la producción. Por ejemplo que Anna Paquin hizo hasta cinco audiciones antes de ser elegida definitivamente para el papel de Sookie o que el primer contacto de Alan Ball con uno de los libros en los que se basa la serie fue durante su espera para una cita con el dentista. Asegura que quedó inmediatamente fascinado y leyó toda la saga. Decidió que tenía que adaptarlos y aunque pensó primero en llevarlos al cine, creyó que en TV podría desarrollar más los personajes.

Alexander Skarsgard (Eric) explicó que fue candidato para el personaje de Bill y tuvo que rechazarlo porque comenzaba el rodaje de Generation Kill, finalmente el proyecto de True Blood se retrasó por la huelga de guionistas, pero para cuando él estuvo libre, Stephen Meyer ya se había apropiado del papel.

A Ryan Kwanten (Jason) le preguntaron por el vestuario de su personaje, o más bien por la ausencia de éste, lo que generó un divertido diálogo entre él, Alexander Skarsgard (Eric) y Allan Ball:

Ryan:

“Muchas veces iba antes de mis escenas al vestuario y tenía que esperar, sólo para que me dieran unos malditos calzoncillos”

Alexander:

“Soy sueco, me disgusta no poder ir desnudo como él todo el tiempo. Yo quiero tener eso por contrato”

Alan Ball:

“Llamaremos a tu agente mañana”.

Gran parte de esta sesión está disponible en Youtube para quien quiera verla. No incluyo ninguno de los vídeos porque están grabados con un teléfono móvil y no tienen mucha calidad. De todas formas ya sabéis que están allí para quien quiera verlos. Durante la sesión se presentó en exclusiva un sneak peak de la segunda temporada:


 

Mientras esperamos el regreso de la serie, ya sabemos que el 19 de mayo saldrá a la venta el DVD de la primera temporada y viene cargado de material extra muy prometedor:

- Un documental sobre la integración de los vampiros en el mundo humano.

- Anuncios de Tru Blood y otros elementos promocionales de la serie.

- Anuncios creados por grupos que se oponen a los derechos de los vampiros

- Anuncios dirigidos a la comunidad vampírica: citas, hoteles y abogados

Y varios clips de vídeos en el que nos explican background de Bon Temps, entre otras cosas la historia de la familia Stackhouse.

 

Como broche de este adelanto de la segunda temporada os dejo el nuevo flamante poster.

Si hay algún despistado que sólo ve una mancha de sangre, le sugiero concentrarse en el color negro ;)

 


True Blood NO es la serie de la temporada

 

Tal vez la euforia, producto de la novedad, nos impide ver todos los errores, o el nivel de mediocridad de la temporada en general nos hace más tolerantes, pero True Blood parece mucho más de lo que realmente es. Ha conseguido destacar entre los estrenos de la temporada porque es una serie con un universo temático característico y una imagen de marca que facilita diferenciarla del resto. También tiene varios elementos que la convierten en una serie con High Concept: HBO, Allan Ball, Anna Paquin, vampiros, sexo, drogas y un supuesto subtexto social que la hace parecer una propuesta adulta y muy seria. Pero si analizamos por separado personajes, interpretaciones, guiones, estructura y factura técnica, sólo consigue un aprobado.

 

Es quizá la serie que más comentarios y opiniones ha generado, la que parece tener los clubes de fans más numerosos, y ahora también aparece en las quinielas de premios, pero después de ver los 12 episodios de su primera temporada, sigo pensando que si no fuese una producción de la HBO todas las voces cantarían otra canción. Es un poco esquizofrénica, a veces da la impresión de que se toma demasiado en serio a sí misma planteando metáforas sociales, pero su puesta en escena y su dirección de actores hace que, en más ocasiones de las necesarias, parezca una autoparodia.

Sólo dos personajes han tenido un gran arco: Jason y Tara, los dos personajes que crearon desde cero, pero el gran cuadro no funciona, no es armónico. El misterio de la temporada no era importante. La relación entre Sookie y Bill no nos quita el sueño, ese mágico silencio que la rodeaba cuando se acercaba su vampiro no volvió a mencionarse. Bill no tiene autoridad, no tiene personalidad, no respira sensualidad y además corre como un pollo sin cabeza bajo el sol. No hay tensión sexual no resuelta con otros personajes. Ni siquiera han sabido aprovecharlo con Jessica y Bill, creo que era una buena oportunidad. Sookie no tiene némesis y su principal poder no es la telepatía, es recuperarse en pocas horas de cualquier golpe que le dé la vida. No sé qué esperar de los personajes, más allá de los berrinches caprichosos de la camarera telépata.

 

 

Tal vez en la segunda temporada con la Iglesia “Fellowship of the Sun” consigan por fin ofrecer lo que prometieron con los títulos de crédito. Porque sin duda lo que más me molesta de True Blood es que eso que la hacía tan especial: el proceso de integración social de los vampiros y la problemática de la convivencia con los humanos, ha sido algo meramente anecdótico. Muestran a los vampiros como un clan patético y anacrónico, y la supuesta revolución social sólo se palpa por pocos segundos en la pantalla de alguna televisión encendida que miran los personajes. Sin embargo, todo aquel al que le preguntes de qué va la serie incluirá en su resumen alguna o varias de estas expresiones: minorías, miedo a lo diferente, racismo, o intolerancia. Incluso algunos dirán que ese es el tema principal, y eso es porque han sabido engañarnos con eficacia. Ilusionismo puro.

 

No hace falta que haga un análisis profundo de la flaqueza de sus interpretaciones o de los problemas del guión. Voy a demostrarles que la primera temporada de True Blood no cumple con los requisitos básicos de las series que crean adicción con un ejercicio simple. Porque más allá de los elementos estructurales y estéticos, lo que realmente nos engancha a una serie son en la historia y los personajes. Ellos son la droga que nos crea adicción serial de manera automática e inconsciente.

Seguro que olvido detalles importantes, pero mientras leéis los siguientes siete apartados os vendrán a la mente varias series. Al final comprobaréis que, sin importar el género o la temática, vuestras series preferidas encajan en todos o casi todos.

 

La Fórmula Mágica de las series adictivas

¿Quién mató a Laura Palmer?

Un gran misterio por resolver, algo grande, único y trascendental, un hecho que hace tambalear la vida del protagonista y todos los que están a su alrededor.

 

Save the cheerleader, save the world

Expresiones o líneas de diálogo memorables que tan pronto salen de la boca de los personajes se nos graban en la cabeza por su genialidad o el efecto que causan en otros personajes. Muchas veces se convierten en frases hechas que incorporamos a nuestro vocabulario diario, y que cualquier persona que sigue la serie puede identificar. Son las típicas frases para estampar en las camisetas o poner en las firmas de los foros.

What would Jack Bauer do?

A veces llegamos a conocer a los personajes de las series, tanto o más que a la gente que nos rodea. Sabemos qué reacciones esperar de ellos en diferentes situaciones y su forma de actuar puede representar un estilo de vida que podríamos seguir si estuviéramos en su situación.

Legen –wait for it- dary

Los buenos personajes nos hacen pensar que nos gustaría ser como ellos, hablar como ellos o que son dignos de invitarlos a casa a cenar o una fiesta. Su nivel de awesonesss hace que queramos ser sus amigos, sus parejas o, en el caso de los buenos villanos, que por nada del mundo quisiéramos ser su enemigo.

I’m the chosen one

Nos identificamos con los personajes, nos importa lo que les pasa, lo que dicen, lo que piensan, lo que les hacen. Lo que les ocurre es tan emocionante que a veces su destino parece más trascendente que el nuestro.

El rey y la reina del baile

Historias de amor imposibles, apasionadas, ultrarománticas, mágicas o explosivas. Historias de amor poderosas y difíciles que nos mantienen en vilo durante los inevitables obstáculos que surgen después de cada acercamiento.

Tensión Sexual no resuelta

Ingrediente básico en todo guión efectivo. Puede ser más o menos sútil, con más o menos posibilidades de resolverse, pero es la puerta que está siempre abierta, la necesaria chispa que mantiene la llama encendida.

 

Scooby gangs

Las relaciones entre amigos pueden ser más adictivas que las amorosas porque son más fuertes y estables. El buen rollismo, la lealtad infinita y sus divertidas aventuras nos hacen pasar grandes momentos.

Al mejor estilo Cosmotest pensad en True Blood y decidme cuántos puntos obtiene.

 

True Blood: El libro vs La serie IV

(S01E11-S01E12) Se ha resuelto el misterio. No parecía lo más importante, pero era el hilo argumental de la temporada, así que debería haberlo sido. En el episodio final nos han puesto en situación con un rótulo de “Dos semanas después”, dejándonos en el punto de partida de la segunda temporada e insinuando algunas de las tramas futuras. Hagamos las últimas comparaciones libro vs serie de la primera temporada.

Drew Marshall

La trama de la investigación sobre Cindy a partir de la placa que Sookie vio en la mente del asesino mientras éste la atacaba en el Bar, no aparece en el libro.  Como parece demostrarlo el diálogo de la imagen, una de sus funciones es que el personaje de Sookie parezca más proactivo. En el libro, Sookie es atacada por el asesino mientras está sola en casa. Ella es entonces quien resuelve el misterio,  quien atrapa al malo y salva su vida gracias a su poder telepático.

A mí también me pareció gratuito, pero lo que propone la serie para mejorarlo: que ella vea la placa con el nombre de la chica, lo recuerde a pesar de la confusión, se lo cuente a Sam y éste sepa exactamente a dónde hay que ir a preguntar antes de que pueda acabar el desayuno, también lo es.

Ni en el libro y tampoco en la serie nos dan pistas claras de quien puede ser el asesino lo que resulta un poco decepcionante. En la serie el personaje de René estaba teniendo más líneas de diálogo en los últimos capítulos, pero en el libro pasa aún más desapercibido. En la serie centraron las sospechas por parte de la policía en Jason y no creo que el espectador tuviese sospechas claras sobre ninguno de los personajes, no nos dieron indicios. En el libro Sookie llega a sospechar de todos. y en el momento decisivo duda de todo aquel que pudo haber solo en algún momento en su casa. Cuando vi este plano del capítulo 111 pensé que la escena final entre René y Sookie sería igual que en el libro:

Pero luego revelaron el rostro del asesino al final del episodio, así que la escena del enfrentamiento tenía que plantearse de forma diferente. No sospechábamos de nadie, pero además eliminaron el factor sorpresa, ya que la identidad del asesino sólo la conoce el espectador porque en un momento de absoluta originalidad narrativa, la secretaria de la comisaría ocultó, sin querer, el fax con el rostro de Drew Marshall bajo los papeles de su mesa.

Jason, el único sospechoso

En el libro aparecen las sospechas sobre Jason casi al final. Sookie llega a Merlotte’s con Sam el día en que el que descubre su capacidad metamorfa y encuentran a Jason en su camioneta inconsciente, con olor a alcohol y con manchas de sangre en su ropa. Sam sugiere que lo lleven a su caravana e intenten averiguar qué pasó, pero Sookie prefiere llamar a una ambulancia.  Finalmente la policía encuentra a Amy muerta. En el libro sólo se le menciona como futuro reemplazo para la vacante que dejó Down. Jason no recuerda nada, y en su camioneta encuentran varias cintas de vídeo suyas, entre ellas una en la que aparecen los dos manteniendo relaciones sexuales. Jason va a prisión y Sookie decide escuchar con atención las voces de todos en el bar para encontrar al asesino y demostrar la inocencia de su hermano.

En la serie vimos una cinta de vídeo en el primer asesinato y aunque no la grabó él, y además le exculpaba, Jason siempre fue el principal sospechoso de Andy. Desarrollaron de la nada y de forma muy interesante el personaje de Amy, el cual les permitió explorar la temática de la adicción y efectos de la droga V y la vampirización por parte de los humanos. Cuando Jason despierta y ve a Amy muerta llama a una ambulancia sin pensarlo, tal como Sookie lo hizo en el libro al verle a él.

La Iglesia “Fellowship of the sun” juega un papel fundamental en el segundo libro, y la forma en que han llegado a Jason me pareció inteligente y coherente con el desarrollo que ha tenido el personaje. Es además una forma interesante de introducir la trama y hacerla más cercana al personaje de Sookie.

Tara, Maryann y Sam

En la serie la han introducido a Maryann a través de Tara y dotada de un aura de gran misterio. Maryann aparece en el segundo libro, pero más allá de lo que ella “es” ambos personajes no guardan ningún parecido. Allí también está relacionada con Sam, pero no plantean un pasado común entre ellos. A simple vista aquí es un personaje mucho más elaborado y eso siempre se agradece conociendo el punto de partida.

Sookie, Sam y Bill

Esta trama no aparece en el libro. En él, Bill viaja a hacer política para librarse del dominio de Eric y deja a Sookie bajo el cuidado de un particular vampiro que en la serie no ha aparecido. Bill no está en Bon Temps cuando Sookie es agredida y regresa cuando ella está en el hospital. En la serie aprovechan la cortísima ausencia de Bill para que Sookie se lance a los brazos de Sam, aún sabiendo que su vampiro está siendo juzgado por matar a uno de su especie para salvarla a ella.

Esta nueva situación no genera empatía por ninguno de los tres personajes involucrados, Sookie se ve inmadura y caprichosa, Sam manipulable y Bill demasiado ingenuo para sus 200 años. Además de que este tipo de relación triangular está muy vista, funciona mucho mejor cuando los dos hombres involucrados son amigos, porque la traición es doble.

Sookie y René

En el libro el enfrentamiento entre Sookie y René ocurre durante la noche. Sookie está sola en casa y escucha un ruido, sabe que está en peligro y va a buscar la escopeta. No la encuentra y supone que el asesino se la llevó para que no pudiera defenderse. Intenta llamar por teléfono y la línea no funciona. Coge las llaves de la casa de Bill, apaga todas las luces y decide atravesar el cementerio. Cree que lo conoce bastante bien y que allí podrá ocultarse mejor que quedándose atrapada en casa. Se adentra en el oscuro bosque intentando no hacer ruido y sube a un árbol. Comienza a recibir imágenes confusas de la mente del asesino. De entre todas, de repente puede ver una imagen de sí misma, la perturbada visión que él tiene de ella. En esa imagen ella está en su casa y están los hijos de Arlene. Descubre entonces que es René, y lo descubrimos nosotros. Ella empieza a utilizar lo que ha visto en contra de él, intenta confundirlo y provocarlo con palabras. Utiliza su poder telepático para anticiparse a sus movimientos. Y entonces sabe que él la ha visto. Corre, él la atrapa, luchan y ella consigue herirlo de gravedad. Huye, llama a la policía, la policía lo captura y ella termina en el hospital curando sus heridas. Cuando despierta recibe visitas y algunos regalos, entre ellos una extraña flor roja que nunca había visto, una flor un tanto obscena que recuerda las partes íntimas de una mujer. La tarjeta la firma Eric. Luego entra Bill, ella le pregunta dónde ha estado, él se lo explica. Se reconcilian y todo vuelve a la normalidad.

En la serie lo han planteado de forma totalmente diferente, y no creo que haya sido la mejor elección. Nos revelaron la identidad del asesino y considero que fue un gran error, porque no supieron como manejar esa información y la anticipación no sirvió para crear tensión. La escena del momento revelación, en el que Sookie lo descubre todo mientras abre la nevera y luego camina lentamente hasta el salón está muy bien conseguida, y habría sido efectiva si nosotros no supiéramos quién era René de antemano. Lo mismo ocurre con las escenas paralelas de Sam y Arlene, todo este engranaje perdió su fuerza en el inútil momento del fax extraviado.

Decidieron que Sookie no luchara sola y enviaron a sus dos caballeros al rescate. Ver a Bill chamuscándose es el acto de amor más patético que recuerdo en la historia de la televisión.

¿Para esto cambiaron la noche por el día?

Sabemos que Tara sigue viviendo con Maryann y que ha cambiado su forma de ver la vida, que Bill tiene una hija rebelde en casa, Jason una nueva religión y Arlene un nuevo pretendiente. Sam tiene mucho dinero escondido, Lafayette está desaparecido y Bellefleur tiene una hermana y un cadáver en su coche.

Sookie ha cambiado su look y me sorprende que después de ver cómo asesinaban a su abuela, a un vampiro descomponiéndose sobre ella llenándola de sangre y a su novio vampiro carbonizándose bajo el sol, de repente grite con tanta histeria al ver una pierna colgando.