Dollhouse: The Attic

 

(Dollhouse S02E10 – The Attic) De la mano de Maurissa Tancharoen y Jed Whedon, la pareja de guionistas que nos ha regalado los mejores episodios de la serie, descubrimos por fin lo que esconde El Ático de Dollhouse. Gracias al director del episodio, John Cassaday, con quien Joss Whedon trabajó en Astonishing X-Men, se consiguió sacar el máximo partido al reducido presupuesto de producción, con una propuesta visual muy atractiva en la que puede percibirse en cada plano su talento como dibujante. The Attic es para mí, uno de los epicsodios de la serie, es emocionante, estilísticamente irresistible y muy revelador.  En este episodio, todos los personajes toman sus posiciones y se ponen en marcha los mecanismos que nos llevarán hasta Epitaph One.

Continue reading

Pilotando la temporada: Comedias

Nueva temporada, nuevas series. Tenemos en cartera todos los nuevos capítulos de las series que ya seguimos a ritmo USA y aquellas ya finalizadas con las que nos ponemos al día, así que para que añadamos una nueva a la lista, realmente debería merecerlo. He decidido ver al menos todos los S01E01 de la temporada para poder decidirlo y ya que lo he hecho, aprovecho para compartir con vosotros mis impresiones personales. Sé que juzgar una serie sólo por su piloto es injusto, pero también creo que realmente podemos hacernos una idea de lo que puede ofrecernos a partir de él.  Dependiendo de nuestra paciencia o nuestro tiempo disponible, le daremos a cada serie más oportunidades, aún si nos convence, pero sólo con el primer episodio podemos intuir si conectamos con el tono, temática o, en el caso de las comedias, el tipo de humor. Basándome en este arbitrario criterio, ésta es la primera impresión que me han dejado los estrenos de comedia de esta temporada.

Community

Un variopinto grupo de estudiantes mediocres de una facultad pública a la que asisten básicamente perdedores, se unen por diferentes razones a un falso grupo de estudio de español y nos divierten con sus patéticas vidas. Diálogos escritos con sacarsmo, ironía y constantes referencias a películas, televisión y política reflejan la inseguridad, complejo de superioridad y sueños y decepciones de personas tan comunes que son excéntricas. El fortuito grupo acaba convirtiéndose en una disfuncional familia que tiene como lider espiritual a un abogado con complejo de superioridad y rastreras intenciones que se ve obligado a obtener su licencia despúes de que se descubriera que la que tenía era un fraude. Juntos realizarán su itinerario personal que por lo visto promete ser irremediablemente divertido.

¿De qué va?

En una facultad pública para adultos, un grupo de adultos inadaptados y fracasados forman, por un malentendido, un grupo de estudios cuyo material de trabajo acaba siendo sus propias vidas.

Modern Family

Reconozco que el título “Modern Family” y la descripción de las familias no me atrajo en un inicio, me causaba la impresión de que el concepto americano de una familia moderna era retrógado y conservador, pero me sorprendió. Me encantan las sorpresas.  El formato de falso documental, que ahora llamamos “estilo The Office”, le va de maravilla, todos los personajes quedaron bien definidos, controla con precisión el tempo de los gags y el giro final es perfecto. Es una muy buena comedia en todo el sentido del género, no nos hace sonreir, nos hace reir y de forma natural. La estrella de este primer episodio fue Phil Delgado, el padre que quiere ser super enrrollado.

¿De qué va?

Tres familias: Jay y Gloria, él de 70 años, ella de 30, latinoamericana y con un hijo; Claire Y Phil con sus tres hijos adolescentes, y  Mitchell y Cameron, una pareja gay con una bebé recién adoptada, aceptan participar en un documental que grabará el día a día de sus divertidas y disfuncionales vidas familiares.

Bored to Death

Es una comedia urbana con toques de cine negro rodada entre los contrastes que ofrecen Brooklyn y Manhattan. Los casos son siempre el reflejo de la vida de su personaje protagonista, un treintañero incapaz de tomar las riendas de su propia vida y de luchar por lo que quiere. No es una comedia de gags constantes y no produce carcajadas, pero esta serie tiene el espíritu de las películas indies de personajes perdedores con encanto.

¿De qué va?

Jonathan es un escritor de novelas de misterio a quien su novia abandona después de no cumplir su promesa de dejar el vino y los porros. Después de esto y ante  la presión de su editor por el plazo de entrega de su segunda novela, Jonathan prefiere evadir la realidad, y en lugar de asumir sus responsabilidades, decide emular al protagonista de un libro de misterio y se ofrece como detective sin licencia en una web de clasificados online. Así podrá ser lo que no es, un hombre de acción, un héroe. En su aventura lo acompañarán sus George y Ray, sus dos amigos, otros dos inseguros y vulnerables adultos con alma de niño.


Tal vez


Accidentaly on Purpose

Es una comedia romántica del más clásico estilo de sitcom tradicional, rodada en plató y con risas enlatadas. Su principal atractivo radica en la personaje de Jenna Elffman (Dharma & Greg), una actriz que resulta inevitablemente simpática, pero las situaciones, personajes y tramas la convierten, en mi opinión, en una comedia de aquellas que si te encuentras por casualidad en la tele puedes verla sin pretensiones, pero que por sí sola no resulta demasiado estimulante. Además desperdicia la oportunidad de incluir más referencias y chistes cinematógraficos, se supone que ella es crítica de cine. Para embarazos sorpresivos y convivencia no planeada parece preferible ver Knocked Up de Judd Apatow.

¿De qué va?

Billie, una crítica de cine de edad cercana a los 40 queda embarazada después de un encuentro casual con un atractivo joven de 20 años. La soltería y la edad le hacen pensar que quizá sea su última oportunidad para ser madre, así que decide tener el bebé. Cuando se lo comunica al joven padre, éste no sale corriendo, si no que decide formar parte de la vida del niño que viene en camino y así deciden convivir platónicamente como compañeros de piso. El chico resulta ser adorable, a pesar de que la mayoría de las veces, las situaciones hacen pensar que más que ocupar el lugar del padre, al final Billie tendrá que criar a dos niños.

NO


Cougar Town

Courtney Cox actúa como una versión de Mónica Geller llevada al límite, pero sin la gracia que aportaban sus colegas en Friends. Como serie Cougar Town podría funcionar mejor incluos como una versión animada de la MTV. Creo que se han equivocado en el formato, es una “single camara” como 30 Rock o Californication, pero por la propuesta, tipo de humor, puesta en escena y el exagerado acting cómico, me parece que rodada en plató y con risas enlatadas se vería menos forzada. La serie tiene una desesperada obsesión porque todas las situaciones y diálogos acaben refiriéndose siempre al sexo, pero no consigue hacerlo divertido. Se supone que la premisa del personaje es que ha perdido la esperanza de encontrar pareja, porque cree que todos los hombres disponibles de su edad son gays o buscan mujeres jóvenes, así que para contrarrestarlo ella termina convertida en uno de ellos.

Casi al final del episodio dos líneas de díalogos representan a la perfección nuestra percepción de la serie cuando el personaje de Courtney Cox le pregunta a su hijo: “Why don’t you ever laugh at my jokes?” y éste de forma sabia responde en nuestro nombre: Because they make me sad”.

¿De qué va?

La serie nos narra las aventuras sexuales y romáticas de Bill, una atractiva mujer de 40 años recién divorciada y con un hijo adolescente que despierta pasiones en chicos con la edad de su hijo.


Brothers

El principal atractivo de esta serie es, para los americanos, la presencia del ex jugador de la NFL Michal Strahan, para nosotros, ver a la gran CCH Punder (The Shield, Warehouse 13) en un registro totalmente diferente. La serie no es especialmente graciosa, a pesar de ser una serie de estreno, perfectamente podría pasar una producción de hace 10 años. No destaca por nada en particular. Como serie cómica pasa bastante desapercibida.

¿De qué va?

Dos hijos adultos se ven forzados a vivir de nuevo en casa de sus padres, produciéndose las situaciones típicas de la convivencia entre padres e hijos, y la rivalidad y competencia entre hermanos.

¿Qué os han parecido a vosotros las nuevas comedias? ¿Ya habéis decidido cuáles seguiréis?

Dime que series has visto y te diré quien eres

Me parece justo que todos los que os pasáis por aquí os podáis hacer una idea lo más acertada posible de con qué pie cojeo, en cuáles territorios me siento más segura o que podáis acusarme si creéis que a veces juzgo productos sin saber muy bien de qué hablo, y creo que la mejor forma de hacerlo es con base en mis preferencias y background, es decir lo que veo, lo que he visto y lo que he decidido no ver. Porque al final, por muy objetiva que intente ser, sé que siempre estoy mirándolo todo con el filtro subjetivo de mi experiencia.

Así que aquí estoy dispuesta a exponerme ante vosotros, podréis saber mucho sobre mí sólo dando un vistazo porque en lugar de hacer largas listas he usado imágenes de las series. Os digo lo que he visto y me decís todo lo que me falta por ver :)

LAS QUE SIGO A RITMO DE EMISIÓN

De estas series he visto todos los capítulos emitidos y las sigo a ritmo USA o UK. Algunas como 30 Rock no las veo rigurosamente en la semana en que se estrenan los episodios, pero de todas sin falta acabo la temporada antes de que empiece la siguiente. Por lo menos hasta hoy.


Aparte de las que sigo a ritmo de emisión, siempre veo de forma paralela e intensiva una de las que tengo pendientes, en esta ocasión la que tengo sintonizada con gran placer es The West Wing primera temporada segunda temporada tercera temporada cuarta temporada  quinta temporada sexta temporada séptima temporada. ¡Vista!

LAS QUE HE VISTO

De estas he visto todas las temporadas completas. Muchas en forma de maratón intensiva porque las he visto en DVD con todos los capítulos tentándome en bandeja de plata: The Sopranos, Deadwood, The Wire, Firefly, Buffy, Angel Six Feet Under, Carnivale, Black Adder y la dos primeras de Veronica Mars. En estas ocasiones nunca he tardado más de tres meses en finiquitarlas.


LAS QUE ABANDONÉ POR EL CAMINO

De Prison Break vi las dos primeras temporadas, Heroes la abandoné en los primeros episodios de la segunda, Nip Tuck en los albores de la tercera, CSI Las Vegas en la tercera, 24 en la sexta y Damages después de ver dos episodios de la segunda.



Y LAS QUE TENGO EN LISTA DE ESPERA



Todas y cada una de ellas las he visto siempre en V.O.S. No he incluido las que he visto ocasionalmente, ni tampoco las que he decidido no ver basándome en uno o dos episodios. Y aunque crea que he visto unas cuantas, siempre me faltarán otras tantas, así que ahora espero vuestras recomendaciones y leer comentarios del tipo:  ”No puedo creer que no hayas visto XX”, “Si te gustó tal tienes que ver cual”, “Yo empecé XX y no pude terminarla” “Nunca he tenido tiempo de ver aquella”.

Siempre nos quedará algo por ver. Qué suerte tenemos.

P.D. Si os apetece darle categoría de meme, sentiros libres de reproducir esta entrada en vuestros blogs.

 

Actualización 30/03/09:

Llevo al día la quinta temporada de The Office. Empecé por el capítulo de la Super Bowl y me enganché.

Actualización 17/04/09:

Añado las series que he empezado a ver de las que estaban pendientes. The Office y FNL estaban en la lista, Skins no. A la lista de series pendientes he añadido The Shield. Aprovecho para confesar nuevos abandonos. En el caso de Spooks y Desperate Houseives no sé si es definitivo, pero reconozco que una vez las dejas es difícil volver porque desaparecen de la lista de prioridades.

Viendo sin prisa y sin mucha pausa

Nuevos abandonos

 

Actualizado 23/05/09

He empezado The Shield y tiene pinta de ser otro visionado en tiempo récord.

 

Actualizado 04/06/09

Acabé The Shield, ¡Qué gran serie! Si no la has visto, ya tardas. Empiezo en serio Doctor Who.

The Wire la serie Anti-Emmy

Con la pasada edición de los Premios Emmy se acabó la última oportunidad que tenía la Academia de otorgarle, un más que merecido reconocimiento, a la serie catalogada por gran parte de la crítica como “La mejor serie de todos los tiempos”. The Wire sólo recibió dos nominaciones durante sus cinco temporadas al aire.

En anteriores ediciones The Wire se enfrentó en su propia cadena a series dramáticas de innegable calidad como Los Soprano o Deadwood, y la HBO tuvo en éstas una apuesta más segura. Así, que para cuando llegó la maravillosa quinta temporada en la que la The Wire debía ser su producto estrella, ya habían pasado demasiados episodios para cautivar a los espectadores y a los votantes.

Ya no puede decirse que las cadenas de cable estén en desventaja pues tenemos los premios y nominaciones de Damages (FX), Dexter (Showtime) y Mad Men (AMC). Incluso In treatment, también de la HBO consiguió anoche dos premios, pero The Wire no tiene caras reconocidas como las de Gabriel Byrne o Diane Wiest.

(Lance Reddick, el negro calvo que ahora sale en todas las series, antes no era famoso)

The Wire nunca contó con grandes índices de audiencia, pero sí con la admiración de la crítica y la devoción total de sus seguidores, los cuales no podemos evitar preguntarnos cómo es posible que una Serie como The Wire no haya obtenido un solo premio durante cinco temporadas.

Diríamos quizás que la complejidad de la trama, su localización en una ciudad tan poco glamourosa como Baltimore y la total ausencia de figuras en un casting que, ademas es en su mayoría afroamericano no la ayudan, pero esos argumentos no lo justificarían.

Pues resulta que sí. En el 2005 la revista Variety realizó una serie de entrevistas anónimas a los votantes de los Premios Emmy en la que les preguntaba por qué se ignoraba a The Wire en las nominaciones. Las respuestas confirman nuestras sospechas más primarias, y de lo obvias que son hasta resultan ofensivas:

1. Tiene muchas tramas, es compleja y tan densa, que resulta prácticamente impenetrable para los nuevos espectadores.

2. El entorno sombrío, un lenguaje vulgar y el hecho de que la trama se desarrolle en las calles infestadas de drogas del oeste de Baltimore no favorece la conexión con la gran mayoría de los votantes que viven el Sur de California.

3. La localización y la ausencia de figuras en su reparto no ayuda a la autopublicidad de la serie quedando totalmente fuera de la vista de los votantes.

Hoy ya podemos afirmar que The Wire nunca recibió un Premio Emmy. Y lo entiendo. Es imposible que alguien que no haya visto la serie pueda valorarla por su maravilloso episodio final sólo con la ayuda de un ensayo de 250 palabras que lo contextualice.

No es un secreto que quienes votan los Premios Emmy son personas que están tan ocupadas haciendo televisión que no tienen tiempo para verla. Los honorables miembros de la academia no tienen la voluntad de ver las temporadas enteras de las series nominadas y, tal como el sistema propone, basan sus decisiones en un único episodio propuesto por la cadena como el “Best of”. Esto sin duda, puede favorecer a series como House que no tienen arcos temporales complejos y además acostumbra a regalarnos un episodio muy brillante cada temporada y perjudica totalmente a series como The Wire e incluso Lost.

Una serie que se permite anunciar su última temporada con una promo tan simple, genial y brillante como ésta, es sin duda una joya inimitable e irrepetible:

Si  no la has visto aún estás a tiempo de descubrir uno de los mejores placeres de la televisión.

It’s no TV, It’s The Wire.

Generation Kill: La maldición de los líderes estúpidos

Agujeros para plantar pinos, agujeros para dormir, masturbaciones de combate, chistes racistas, obscenos y misóginos, raciones de comida escasas, insuficiencia de suministros y exceso de estimulantes. En 7 capítulos seguimos a los Marines del Primer Batallón de Reconocimiento de los Estados Unidos durante los 40 días que les costó llegar a Bagdad en la Invasión/Guerra de Irak del 2003.

 

 

 

Desde el aburrimiento y la excitación previos al combate, hasta la frustración y la impotencia que producen pensar que la misión por la cual ponen en juego sus vidas carece de todo sentido, viajamos con un grupo de élite obligado a correr riesgos innecesarios al servicio de unos líderes ineptos en una road movie bélica que nos muestra lo caótica y absurda que es la guerra, sin importar qué nombre tenga.

 

La mayor parte de este viaje lo hacemos a bordo del Humvee 1. Allí conocemos al Sargento Brad Colbert, un Marine con voluntad de hierro, generoso y siempre alerta. Ray Person, es el conductor. Consume estimulantes de 3 en 3 para mantenerse despierto, así que es hiperactivo y nunca para de hablar. Sus diálogos son ingeniosos y nos proporciona un agradecido alivio cómico. Ewan Wright, es el reportero que escribió el libro en el que se basa la serie. Testigo pasivo que comparte nuestra confusión inicial y le pone voz a nuestras dudas. Y finalmente, James Trombley, el más joven, un símbolo de la Generation Kill: jóvenes inmaduros sin formación militar, y peor aún, sin criterio. Un sociópata inconsciente que cree jugar un videojuego. Si hubiese hecho un test psicológico jamás le habrían puesto un arma en sus manos. Él confirma que la vida de los soldados no tiene ningún valor para quienes los reclutan, son números enviados a la guerra a matar y a morir.

 

 

Como ya hicieron en The Wire, Burns y Simon, vuelven a poner en tela de juicio la cadena de mando. En Generation Kill quienes la encabezan hacen gala de un desconocimiento total de la estrategia militar, son líderes ignorantes e inseguros dando órdenes absurdas ante la perplejidad de sus subalternos.

 

 

El Teniente Stephen Ferrando, apodado “Godfather”, habla de sí mismo en tercera persona, el Sargento Mayor John Sixta es un histérico obsesionado con el código de higiene, el Capitán Dave McGrown, un descerebrado bien apodado “Capitán América”, y el Capìtán Craig Schwetje el incompetente “Encino Man” son representantes de una cadena de mando disfuncional e inútil. No es necesario que nos los presenten como individuos déspotas o con actitudes fascistas, la realidad es mucho más desalentadora, sencillamente son imbéciles.

 

 

 

Resulta curioso descubrir debilidades en el ejército más poderoso del mundo. Invierten indecentes cantidades de dinero en armas, equipamiento y campañas de reclutamiento, para enviar a sus soldados a misiones dudosas, sin planificación y con grandes carencias logísticas. No creo que la serie aumente el índice de enlistamientos, aquí las verdades abofetean todas las mejillas y pisotean el espíritu patriótico de la nación americana.

 

 

Una realización impecable. Silencios elocuentes. Diálogos brillantes, críticos, irónicos, divertidos, siempre acertados.  Personajes y situaciones presentados con tal maestría que jamás dudarías de su autenticidad.  Y es paradójico que este producto de ficción quizá sea el acercamiento más real a este evento que tendrán en televisión los estadounidenses, porque sus medios de comunicación aún lo siguen manejando con altas dosis de fantasía.

 

 

Son siete horas imprescindibles en tu colección de disfrute audiovisual, si aún no la has visto apúntalo en tu lista de cosas pendientes. Quizá tardéis dos o tres episodios en ponerle nombres a los personajes, y seguramente resultará confusa la terminología militar, no esperéis que Simon Y Burns os lo pongan fácil porque no lo harán, y como espectador seguro agradeces ese nivel de exigencia. En caso de dudas visitad la completísima web oficial de la serie.

 

 

 

 

PD. Aprovecho para hacer un reconocimiento al equipo de AsiaTeam por regalarnos los subtítulos con tanta rapidez y con la calidad a la que nos tienen acostumbrados.