La paradoja del placer culpable

Estándar

Quienes escribimos sobre series hemos generalizado el uso de muchos términos y frases porque a los blogueros nos encanta etiquetar. Es un recurso que nos facilita definir las series rápidamente con pocas palabras. Una de esas expresiones es el placer culpable. Haciendo un googleo rápido encuentro varias series catalogadas como tal: Dawson’s Creek, The Vampire Diaries, Gossip Girl, Grey’s Anatomy, The OC, Private Practice, Make it or Break it,  90210, Melrose Place, One Tree Hill, Gilmore Girls, Everwood o incluso Entourage, Buffy, Veronica Mars o Glee.

cigarro

Supongo que lo que acabo de decir no le parece extraño a nadie, pero continúo. El placer culpable implica que sintamos placer  con algo que reconocemos como perjudicial, es decir, que nos sintamos bien aún sabiendo que lo que hacemos está mal, ya sea porque nos perjudica a nosotros mismos o a una tercera persona.

Fumar o comernos una bolsa tamaño familiar de patatas fritas son placeres culpables, lo son también propagar rumores sobre alguien o actuar con la intención de ofender o causar daño, si hacerlo nos proporciona una oscura satisfacción.

Descargar series o escribir sobre ellas en el trabajo son placeres culpables, cancelar una cita porque preferimos quedarnos viendo un episodio es un placer culpable, pero ver una serie nunca podrá ser un placer culpable. No importa lo barata que sea intelectualmente, la mala crítica que tenga, o que sus personajes sean planos como autopistas, si cuando la ves te entretiene, te hace reir irónicamente, o te sierve de catarsis cuál sesión de kickboxing ¿a quién le estás haciendo daño?.

Cuando decimos que una serie es nuestro placer culpable, lo que en realidad estamos diciendo es que nos gustan ciertas series de las que no podemos hablar en el exclusivo club de los seriéfilos intelectuales, mientras nos fumamos un puro y bebemos coñac. Así que lo que tenemos en realidad son placeres inconfesables y he aquí la paradoja, porque en cuanto los admitimos públicamente, pierden su carácter de oscuro secreto, y se quedan sólo en placer por placer.

gallery_main-dawsonscreek-06042009

Yo podría participar en un trivial de Dawson’s Creek y ganar, soy de las que cree que The OC nunca pudo recuperarse de la marcha de Marissa Cooper, Buffy está en mi Top3 de series, soy fan del LoVe, no me pierdo ni un sólo episodio de Grey’s Anatomy, acabo de descubrir que soy gleek y ¿sabéis qué? no siento la necesidad de autojustificarme y tampoco ningún atisbo de culpa al decirlo.