Harper’s Island no es Lost

Una boda en una isla con pasado tenebroso. Un asesino y 25 sospechosos. Cualquiera puede ser la siguiente víctima y cada semana morirá uno de ellos. El dos de julio de 2009 el misterio se habrá resuelto. Esto es lo que promete Harper’s Island, la serie de terror de la CBS que comienza el jueves 9 de abril.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=nzI6zFldk78[/youtube]

Siete años después del asesinato de su madre en el oscuro hecho conocido como la masacre de John Wakefield, Abby Mills regresa a Harper’s Island para asistir a la boda de su mejor amigo. Lo que empieza como una fiesta acaba convirtiéndose en una lucha a muerte por la supervivencia.  La CBS ha convertido su reality Supervivientes en una serie de terror que combina todos los elementos clásicos del género, incluida la niña que canta una canción infantil que da repeluco: “One by one…”

El primer capítulo titulado “Wrap” está firmado por Jeffrey Bell y dirigido por Jon Turteltaub. Entre el casting de un elenco muy coral encontramos a secundarios de otras series y caras pocas conocidas: Elaine Cassidy (Lydia en Los Otros), Richard Burgi (Karl en Desperate Housewives), Christopher Gorham (Henry en Ugly Betty) y Harry Hamlin (Aaron Echols en Veronica Mars).

La CBS ha apostado fuerte por la promoción de esta serie, en la web oficial de la serie hay un juego llamado “Pick the victim” en el que el espectador puede intentar adivinar quién será la siguiente víctima, o lo que es lo mismo, nominar a quien quiere que muera. En Youtube además del trailer oficial, hay disponibles más de 10 teasers. También han creado la web del periódico ficticio de la isla: el Harper’s Globe. Allí, si se quiere, podrán verse vídeos de una serie online paralela que explicará, a través de otros personajes, detalles complementarios de la trama.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=TobaRcv5WLY[/youtube]

También pretenden que funcione como una red social en la que los usuarios creen su propia página de perfil a la que podrán subir fotos y vídeos e interactuar con otros miembros de la red. La intención es que la serie se convierta en un fenómeno de masas durante las 13 semanas que dura su emisión. En terminos de audiencia no lo tendrá muy complicado, porque en su franja horaria compite con Private Practice (ABC), Southland (NBC) y la programación local de la Fox y la CW.

La campaña de promoción ha hecho especial énfasis en la fecha de inicio y final de la serie y ese simple detalle la hace novedosa. Lo que están vendiendo es que no hay riesgo de cancelación, ni de que la resolución del misterio sea aplazada a una segunda temporada con un maravilloso cliffhanger. Si la estrategia funciona puede crear una nueva tendencia de historias serializadas de temporada única (lo que debió haber sido Prison Break) esto podría garantizar, al eliminar tramas y capítulos de relleno, el nivel de calidad durante todos los episodios. Cada historia debe encontrar la forma idónea de ser contada.

Harper’s Island no quiere que por estar ambientada en una isla se la compare con Lost y para diferenciarse ofrece la garantía de que el dos de junio de 2009 habremos encontrado respuestas a todas las preguntas planteadas durante las 13 semanas que dura la serie. Que la resolución nos guste será otra historia.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=JUcrlEVia6k&feature=related[/youtube]

 

 

Eleventh Hour: Ciencia for Dummies

(S01E01) El primer capítulo de Eleventh Hour es sorprendente. Sorprende, que después de que llevemos tantos años viendo CSI, los responsables creativos de la CBS consideren que es necesario explicar qué es el ADN en una investigación científica, y que además se permitan hacerlo utilizando un símil tan básico como este:

Eso es Eleventh Hour, una nueva serie de investigación criminal que se suma al Imperio Bruckheimer-CBS: CSI’s, Caso Abierto o Sin rastro y que, siguiendo la tendencia de la temporada, se basa en una miniserie británica del mismo nombre emitida en el 2005.

El protagonista es el Doctor Jacob Hood (Rufus Sewell), un brillante biofísico que trabaja como asesor del FBI y se encarga de investigar casos de naturaleza científica. Su compañera, Rachel Young (Marley Shelton), es una agente del FBI que tiene la misión de protegerle de los peligros que puedan acecharle durante las invierstigaciones, porque él siempre está concentrado e inmerso en sus pensamientos.

Un guión totalmente fallido, una trama ridícula  que no requería de la presencia de ningún asesor especializado para resolverse. Un científico moralista que siempre está indignado por el uso indebido que el hombre hace de la ciencia y la tecnología. Y una agente del FBI, que tiene las mejores escenas cuando está en solitario, pero que tal como está planteada la serie, está destinada a seguir escuchando explicaciones innecesarias como:

Es ridículo que el protagonista tenga que explicarle a una agente del FBI el principio básico de la clonación, o que ella tenga que preguntarle de qué le suena el nombre Geppetto.  Quizá simplemente piensan que el público se está volviendo cada día más imbécil, pero en el fondo la serie tiene un gran problema estructural: No han presentado personajes secundarios recurrentes. y ninguna serie puede sustentarse sólo con dos personajes, y mucho menos si el único comodín que él tiene para explicarle cosas al espectador es su única compañera.

Durante el episodio nos mencionan reiterativamente el “Botón del pánico” que lleva consigo el Dr. Hood, un dispositivo que debe apretar cuando se encuentre en peligro para que Rachel pueda acudir a rescatarlo. Lo mencionan tantas veces que sabes que al final ocurrirá algo, y cuando pasa no es emocionante, ni divertido y no funciona a ningún nivel:

Capítulos autoconclusivos con un misterio, que  deberán resolver en la ciudad en la que los necesiten. Eleventh Hour es Ciencia para Dummies.

No hace falta ser biofísico para saber esto.

 

The Ex List, una serie que podéis tachar de la lista

       

En la noche de la despedida de soltera de su hermana, una vidente le dice a Bella, que si no se casa en 12 meses se quedará sola para siempre. Su futuro marido es alguien que ya conoce y con quien mantuvo una relación en el pasado. Al principio Bella obviamente duda, pero el vómito de su hermana borracha sobre su perro, se convierte en la prueba contundente de que la vidente no estaba bromeando.

      

Bella es propietaria de una pequeña floristería y se desplaza por San Diego en su bicicleta con vestidos de algodón. Comparte piso con Augie, su mejor amigo desde los 15 años, Vivian la novia de Augie, y Cyrus, de quien sabemos que es feo y no tiene trabajo. En lugar del típico bar, los cuatro amigos se reúnen para la dialéctica en el jardín. Allí tienen una piscinita inflable de un metro cuadrado que les sirve de excusa para lucir bikini que para eso están en California.

      

Daphne es la guapa hermana menor y se llevan divinamente. Salen juntas, hablan de sexo y de las flores de su boda. Su padre y Elliot, su último ex, le ayudan con el bricolaje en la floristería. De su relación de cinco años con Elliot quedó Rufus, un perro del que comparten custodia. Así que veremos a Elliot con el perro un episodio sí y otro también.

      

Bella es una chica mona, encantadora, inteligente y divertida, así que ha conocido a montones de hombres en su vida ¿Cómo podrá localizarlos? Fácil. Sólo tiene que estar atenta a las señales, ellos van apareciendo uno a uno. Así tendrá tantas segundas oportunidades como capítulos grabados y aprenderá a conocerse a sí misma, a saber lo que realmente quiere. Su futuro marido seguramente será su último exnovio o su mejor amigo. Que os diga esto no arruina nada, ya se sabe que lo importante es el viaje.

      

The Ex List es la nueva comedia del prime time de los viernes en la CBS. Una comedia romántica adaptación de una serie israelí titulada Mythological X. Han acertado cambiando el nombre. Los seis primeros episodios los firma Diane Ruggiero, productora ejecutiva y guionista de Veronica Mars, responsable de episodios tan memorables como “Un viaje al dentista”. Por diferencias creativas con la CBS Dianne Ruggiero ya ha abandonado este proyecto.

El resumen del piloto se presta para la ironía, pero objetivamente debo decir que la serie no es un desastre. No tenéis que huir de ella como si de Do not Disturb se tratase. The Ex List es de esas series que si te la encuentras casualmente puede hacerte pasar un buen rato sin sentirte culpable. Si olvidas lo superficial de su premisa hay que reconocer que tiene diálogos ingeniosos.

El personaje protagonista no es inolvidable, pero está muy equilibrado y eso se agradece porque con la temática de la serie sería fácil tender a la histeria o a la neurosis. La estructura de los capítulos hace que sea una serie a la que puedes volver sin problemas aunque te pierdas dos o cinco capítulos y eso es algo muy valorado por los ejecutivos de las cadenas: público potencial al que enganchar cualquier viernes por la noche. Pero esto se hace posible precisamente porque no tiene elementos fuertes de serialidad que te creen adicción y eso para mí, además de lo obvio, la convierte en prescindible.

      

Como hay una lista de personas del pasado con las que arreglar cuentas, y no planea matarlas, la comparación con My name is Earl es inevitable. Bella es la versión femenina de Earl mezclada con Sex & The City. Un producto que puede funcionar muy bien para el target al que va dirigido, el cual respondió muy bien en su primer día de emisión.