Pilotando la temporada: Comedias

Estándar

Nueva temporada, nuevas series. Tenemos en cartera todos los nuevos capítulos de las series que ya seguimos a ritmo USA y aquellas ya finalizadas con las que nos ponemos al día, así que para que añadamos una nueva a la lista, realmente debería merecerlo. He decidido ver al menos todos los S01E01 de la temporada para poder decidirlo y ya que lo he hecho, aprovecho para compartir con vosotros mis impresiones personales. Sé que juzgar una serie sólo por su piloto es injusto, pero también creo que realmente podemos hacernos una idea de lo que puede ofrecernos a partir de él.  Dependiendo de nuestra paciencia o nuestro tiempo disponible, le daremos a cada serie más oportunidades, aún si nos convence, pero sólo con el primer episodio podemos intuir si conectamos con el tono, temática o, en el caso de las comedias, el tipo de humor. Basándome en este arbitrario criterio, ésta es la primera impresión que me han dejado los estrenos de comedia de esta temporada.

Community

Un variopinto grupo de estudiantes mediocres de una facultad pública a la que asisten básicamente perdedores, se unen por diferentes razones a un falso grupo de estudio de español y nos divierten con sus patéticas vidas. Diálogos escritos con sacarsmo, ironía y constantes referencias a películas, televisión y política reflejan la inseguridad, complejo de superioridad y sueños y decepciones de personas tan comunes que son excéntricas. El fortuito grupo acaba convirtiéndose en una disfuncional familia que tiene como lider espiritual a un abogado con complejo de superioridad y rastreras intenciones que se ve obligado a obtener su licencia despúes de que se descubriera que la que tenía era un fraude. Juntos realizarán su itinerario personal que por lo visto promete ser irremediablemente divertido.

¿De qué va?

En una facultad pública para adultos, un grupo de adultos inadaptados y fracasados forman, por un malentendido, un grupo de estudios cuyo material de trabajo acaba siendo sus propias vidas.

Modern Family

Reconozco que el título “Modern Family” y la descripción de las familias no me atrajo en un inicio, me causaba la impresión de que el concepto americano de una familia moderna era retrógado y conservador, pero me sorprendió. Me encantan las sorpresas.  El formato de falso documental, que ahora llamamos “estilo The Office”, le va de maravilla, todos los personajes quedaron bien definidos, controla con precisión el tempo de los gags y el giro final es perfecto. Es una muy buena comedia en todo el sentido del género, no nos hace sonreir, nos hace reir y de forma natural. La estrella de este primer episodio fue Phil Delgado, el padre que quiere ser super enrrollado.

¿De qué va?

Tres familias: Jay y Gloria, él de 70 años, ella de 30, latinoamericana y con un hijo; Claire Y Phil con sus tres hijos adolescentes, y  Mitchell y Cameron, una pareja gay con una bebé recién adoptada, aceptan participar en un documental que grabará el día a día de sus divertidas y disfuncionales vidas familiares.

Bored to Death

Es una comedia urbana con toques de cine negro rodada entre los contrastes que ofrecen Brooklyn y Manhattan. Los casos son siempre el reflejo de la vida de su personaje protagonista, un treintañero incapaz de tomar las riendas de su propia vida y de luchar por lo que quiere. No es una comedia de gags constantes y no produce carcajadas, pero esta serie tiene el espíritu de las películas indies de personajes perdedores con encanto.

¿De qué va?

Jonathan es un escritor de novelas de misterio a quien su novia abandona después de no cumplir su promesa de dejar el vino y los porros. Después de esto y ante  la presión de su editor por el plazo de entrega de su segunda novela, Jonathan prefiere evadir la realidad, y en lugar de asumir sus responsabilidades, decide emular al protagonista de un libro de misterio y se ofrece como detective sin licencia en una web de clasificados online. Así podrá ser lo que no es, un hombre de acción, un héroe. En su aventura lo acompañarán sus George y Ray, sus dos amigos, otros dos inseguros y vulnerables adultos con alma de niño.


Tal vez


Accidentaly on Purpose

Es una comedia romántica del más clásico estilo de sitcom tradicional, rodada en plató y con risas enlatadas. Su principal atractivo radica en la personaje de Jenna Elffman (Dharma & Greg), una actriz que resulta inevitablemente simpática, pero las situaciones, personajes y tramas la convierten, en mi opinión, en una comedia de aquellas que si te encuentras por casualidad en la tele puedes verla sin pretensiones, pero que por sí sola no resulta demasiado estimulante. Además desperdicia la oportunidad de incluir más referencias y chistes cinematógraficos, se supone que ella es crítica de cine. Para embarazos sorpresivos y convivencia no planeada parece preferible ver Knocked Up de Judd Apatow.

¿De qué va?

Billie, una crítica de cine de edad cercana a los 40 queda embarazada después de un encuentro casual con un atractivo joven de 20 años. La soltería y la edad le hacen pensar que quizá sea su última oportunidad para ser madre, así que decide tener el bebé. Cuando se lo comunica al joven padre, éste no sale corriendo, si no que decide formar parte de la vida del niño que viene en camino y así deciden convivir platónicamente como compañeros de piso. El chico resulta ser adorable, a pesar de que la mayoría de las veces, las situaciones hacen pensar que más que ocupar el lugar del padre, al final Billie tendrá que criar a dos niños.

NO


Cougar Town

Courtney Cox actúa como una versión de Mónica Geller llevada al límite, pero sin la gracia que aportaban sus colegas en Friends. Como serie Cougar Town podría funcionar mejor incluos como una versión animada de la MTV. Creo que se han equivocado en el formato, es una “single camara” como 30 Rock o Californication, pero por la propuesta, tipo de humor, puesta en escena y el exagerado acting cómico, me parece que rodada en plató y con risas enlatadas se vería menos forzada. La serie tiene una desesperada obsesión porque todas las situaciones y diálogos acaben refiriéndose siempre al sexo, pero no consigue hacerlo divertido. Se supone que la premisa del personaje es que ha perdido la esperanza de encontrar pareja, porque cree que todos los hombres disponibles de su edad son gays o buscan mujeres jóvenes, así que para contrarrestarlo ella termina convertida en uno de ellos.

Casi al final del episodio dos líneas de díalogos representan a la perfección nuestra percepción de la serie cuando el personaje de Courtney Cox le pregunta a su hijo: “Why don’t you ever laugh at my jokes?” y éste de forma sabia responde en nuestro nombre: Because they make me sad”.

¿De qué va?

La serie nos narra las aventuras sexuales y romáticas de Bill, una atractiva mujer de 40 años recién divorciada y con un hijo adolescente que despierta pasiones en chicos con la edad de su hijo.


Brothers

El principal atractivo de esta serie es, para los americanos, la presencia del ex jugador de la NFL Michal Strahan, para nosotros, ver a la gran CCH Punder (The Shield, Warehouse 13) en un registro totalmente diferente. La serie no es especialmente graciosa, a pesar de ser una serie de estreno, perfectamente podría pasar una producción de hace 10 años. No destaca por nada en particular. Como serie cómica pasa bastante desapercibida.

¿De qué va?

Dos hijos adultos se ven forzados a vivir de nuevo en casa de sus padres, produciéndose las situaciones típicas de la convivencia entre padres e hijos, y la rivalidad y competencia entre hermanos.

¿Qué os han parecido a vosotros las nuevas comedias? ¿Ya habéis decidido cuáles seguiréis?

Bored to Death: Espíritu Indie

Estándar

A la espera de la llegada de los proyectos en preparación que puedan revivir la época dorada de la HBO, Bored to Death parece el proyecto más interesante de la cadena de los últimos tiempos. Aunque se estrena el próximo 20 de septiembre, la cadena de pago no ha invertido demasiados esfuerzos en promocionarlo.

En la página oficial de la serie sólo aparece el póster y algunos vídeos. No hay sinopsis, ni descripción de personajes, y el mismo resumen estándar se repite en los sitios que hacen referencia a ella. De todas formas, después de ver los cinco vídeos disponibles en la web y de tomar algunas notas, puedo ofreceros algunos datos más sobre este estreno.

El creador y guionista de todos los episodios de la serie es Jonathan Ames, escritor norteamericano de novelas y  cómics que fue columnista en el New York Press durante varios años. Según la crítica, retrata con gran acierto el existencialismo de los treintañeros y recurre a sus experiencias personales con el alcoholismo y el sexo para dotar de realismo sus narraciones. Sus obras tienen una narrativa muy cinematográfica, con la prosa característica de la Lost Generation, personajes encantadores y un humor excéntrico. Bored to Death está basada en un relato corto del mismo nombre y tiene un tono semiautobiográfico, hasta el punto que el personaje protagonista lleva su nombre. Los capítulos tienen 30 minutos de duración y están rodados en Brooklyn, lugar que le proporcionará a la serie una atmósfera personal.

Jonathan Ames (Jason Schwartzman, Viaje a Darjeeling) es un escritor de cine negro en pleno bloqueo creativo después de que su novia Suzanne (Olivia Thirlby, Juno) decidiera terminar la relación. Él no pudo/quiso dejar de beber alcohol y fumar porros, y ella no pudo/quiso seguir esperando a que él cambiara. Este bloqueo ovbiamente llega en mal momento, pues su editor está esperando que entregue el borrador de su segunda novela. En lugar de sobrellevar la presión, asumir sus responsabilidades y enfrentar la realidad, Jonathan decide evadirla. Sentado ante la página en blanco, una idea llega a su mente: reinventar su vida y emular al detective  que protagoniza sus historias preferidas.

Esperando hacer más ligero su propio equipaje emocional mientras ayuda a otros a resolver sus problemas, publica un anuncio online ofreciéndose como detective sin licencia ni experiencia. Sorpresivamente existen clientes desesperados que reclaman sus servicios. No hay problema, Jonathan ha leído muchas libros sobre detectives así que cree saber exactamente lo que hay que hacer.

En las aventuras de los más disparatados casos, lo acompañaran sus amigos George y Ray. George Christopher (Ted Danson, Damages) es propietario a de una revista en el que Jonathan trabaja como freelance. George es adinerado y un triunfador en su trabajo, pero empieza a sentirse viejo y busca nuevas experiencias, por lo que no duda ni un momento en apuntarse a esta travesía.

Ray (Zack Galifianakis, The Hangover) es un ilustrador frustrado sexualmente porque no puede tener hijos, y los dos que ya tiene su novia no lo respetan. Desde un primer momento señala todos los aspectos negativos del nuevo plan de vida de Jonathan, pero finalmente forma parte del trío. Este reparto de lujo que se verá engalanado con actores invitados como: Oliver Platt, Patton Oswalt e incluso el director de cine Jim Jarmush interpretándose a sí mismo.

Gabardinas, cigarrillos, luces de neón, mujeres fatales, un trío de personajes vulnerables, Brooklyn y un actor que nos recuerda el cine de Wes Anderson. El innegable espíritu indie de este híbrido de comedia urbana surrealista y cine negro, convierte a Bored to Death en una serie con un encanto irresistible.  Desde aquí la recomiendo como una de las posibles sorpresas de la temporada.