I Need It!

Sigo inmersa en mi mundo imaginario, debe ser un efecto secundario del clima veraniego, así que después del post sobre destinos seriéfilos, ahora os traigo uno sobre aquellos artilugios que he visto en las series de televisión y que me gustaría tener en la vida real. Aquí van:


Destornillador Sónico y Papel Psíquico

Dos útiles objetos que me abrirían todas las puertas y me permitirían acceder a cualquier sitio como una invitada VIP.

Continue reading

Mi último post de 2009: Regalos y Buenos Deseos

Tuve la tentación de apuntarme a la tendencia de hacer un post recopilatorio con lo mejor de la década o mi con top de series, pero teniendo en cuenta que muchas series las descubrí una vez ya estaban finalizadas y que la gran parte de mi background seriéfilo lo he adquirido en los últimos cinco años, finalmente no le encuentro sentido. Disfruto leyendo los tops que circulan por la red, pero reconozco que me cuesta hacer un listado ascendente con mis series preferidas, mezclar The Sopranos, The Wire, The Office, House y Buffy y valorarlas con un criterio único me resulta casi imposible, así que renuncio. Me gustaría hacer un listado con mis episodios preferidos de todas las series de todos los tiempos, un listado que pueda ir actualizando conforme sigo viéndolas, pero eso amig@s míos requiere tiempo y no tengo prisa. La llegada de 2010, en cuanto a las series se refiere, representa para mi un nuevo año con más episodios por descubrir.

Continue reading

Dramedy, cuando generalizamos los géneros

 

Dramedy es un término que a menudo parece ir asociado con la duración de los capítulos. Estamos acostumbrados a que los dramas tengan episodios de 40-50 minutos  y  las comedias 20 minutos. Teniendo esto en cuenta, una serie de media hora seguramente no será dramática, y si no tiene la clara estructura de una sitcom, entonces pasa automáticamente al terreno dramedy. Sin embargo Desperate Housewives, Pushing Daisies, Monk, Northern Exposure, Buffy the Vampire Slayer, Boston Legal, Ally Mc Beal son dramedies de 40 minutos. El dramedy se caracteriza porque mezcla elementos formales del drama y la comedia. Una forma fácil de determinar si una serie es dramedy o no, además de pensar si mezcla comedia y drama, es identificar si las situaciones cómicas están protagonizadas por los personajes principales o si están fijadas sólo como un alivio cómico por parte de algunos personajes secundarios. Continue reading

El final está al principio

(Bones S04E26) Cuarenta minutos llenos de referencias a las cuatro temporadas de la serie, un capítulo que no tiene ningún tipo de sentido para el espectador ocasional porque está escrito especialmente para los fans. El último episodio de la cuarta temporada de Bones ha generado polémica. Las reacciones van desde el absoluto rechazo a las declaraciones de amor incondicional pasando por todos los puntos intermedios. No incluye los títulos de crédito iniciales, rompe con la dinámica realista de la serie y presenta a los personajes reinventándose a sí mismos en un universo alternativo. En este Bonesverse el Jeffersonian se transforma en el club nocturno The Lab, escenario en el que transcurre la acción y también se comete el crimen.

El caso criminal no tiene mayor trascendencia dramática, pero todo es sólo una excusa para hablarnos de los personajes, de sus sentimientos, de la forma en que los vemos, cómo se ven unos a otros y cómo interactúan entre sí. Brennan ve a su padre como un delincuente y siente un cariño maternal por Zack, Booth ve a Jared como un inmaduro, todos temen la sombra de El Sepulturero, pero lo más importante es que el equipo se ha convertido en una familia en la que cuidan unos a otros. Una familia cuyo centro está formado por Brennan y Booth, ellos son el motor de la serie. Así que en el episodio quedan plasmadas sus preocupaciones actuales, las cosas que los unen y aquellas que les impiden estar juntos. Podríamos analizar cada frase y el rol que asume cada personaje, es un episodio que requiere un segundo visionado.

La primera sensación cuando acaba el episodio es que hemos visto un capítulo entretenido, pero narrativamente representa una decepción porque usa dos de las tramas más odiadas por el espectador: “todo ha sido un sueño” y “tengo amnesia”. Estas tramas cliché no aportan además ningún dramatismo ya que era obvio pensar que podía ser un sueño de Booth después de su operación.

Al final descubrimos a Brennan en la habitación con Booth esperando que despertase. En la pantalla de su ordenador vemos las últimas palabras que le escuchamos decir a Hodgins como voz en off de la historia. Así que lo que vimos durante los minutos anteriores pudo ser un sueño de Booth o la materialización de las palabras que escribía Brennan. Al respecto Hart Hanson, el creador de la serie dijo vía Twitter:

Sus palabras no resuelven el interrogante, pero si algo queda claro es que todo nos hablaba sobre Brennan y Booth, sobre sus miedos, sobre la necesidad que tiene ella de abrir su corazón y como ve en Booth la persona por la que sería capaz de agitar sus alas aceptando el riesgo del sufrimiento que implicaría caer durante el vuelo.

Después de ver el episodio pensé que el anterior habría sido un mejor final de temporada, la escena final con Booth entrando a la sala de operaciones es en cierta forma más dramática que este tópico despertar amnésico. Pero el segundo visionado me permitió ver una pequeña pista que me había pasado desapercibida la primera vez. Los títulos de los episodios de Bones siempre han sido muy literales, y  The End in the Beginning me obligó a ver el inicio del episodio con una mirada más atenta.

 

Hay dos fundidos en blanco durante el episodio, el primero cuando Cam y Jared tocan a la puerta y el segundo después de que Brennan le cuenta a Booth que está embarazada. Así que lo que vemos antes y después debe formar parte de la realidad.

El segundo momento real no deja lugar a confusiones, vemos a Brennan en la habitación del hospital con Booth, pero en el primero vemos a Booth y Brennan como una feliz pareja en la cama.

El formato de la hora del reloj de la mesita de noche de Booth es diferente antes y después del fundido en blanco, así que narrativamente no son escenas secuenciales.

Hart Hanson dice que todo está puesto allí por una razón, así que teniendo en cuenta la pista de los relojes y el título que nos dice que el final está al principio, debo suponer que la escena de Booth y Brennan es un flashforward. No sería ninguna sorpresa, siempre hemos sabido que estos dos harían buena pareja.

 

  • Trivia: A todos nos gustó ver a Sweets cantando y pensamos que no lo hace mal, y es que John Francis Dayle es el lider de la banda Dayplayer. La canción que interprentaron en el episodio se títula Neverending Summer.

 

PaleyFest 09: The Mentalist

El viernes 17 le tocó el turno en el PaleyFest a El Mentalista, la serie estrella de la pasada temporada. Un procedimental de temática policial con la figura de asesor externo con personalidad carismática, de los que prolíferan últimamente en la parrilla de la televisión americana: The Listener, Lie to me, Castle, Eleventh Hour y que se unen a las veteranas Bones, Numbers o Medium. Serie fórmula o no, tiene a Simon Baker en estado de gracia y eso es un punto a favor.

El público asistente no pudo disfrutar de ninguna proyección en primicia, ya que el episodio presentado fue Bloodshoot, sin embargo disfrutaron de la presencia de Simon Baker (Patrick Jane) Robin Tunney (Lisbon), Owain Yeoman (Rigsby), Amanda Righetti (Van Pelt), Bruno Heller (Creador) y Chris Long (Co-productor ejecutivo). Aunque Tim Kang (Cho) también figuraba en la lista de asistentes, finalmente no se pudo presentar y el moderador lo disculpó diciendo que estaba en una entrega de premios: El Guinness Record al primer actor que se pasa una temporada entera sin sonreir ni una sola vez a la cámara. 

Bruno Heller habló sobre el origen de la serie y dijo que siempre le resultó interesante el hecho de que en todo pueblo de Estados Unidos siempre es posible  encontrar un psíquico. Medio país dirá que son charlatanes y la otra mitad explicará experiencias reales sobre ellos, y es sobre esa línea por la que camina El Mentalista, una persona con sorprendentes habilidades de observación que crea la ilusión de poseer poderes sobrenaturales. Una nueva vuelta de tuerca al personaje clásico de Sherlock Holmes.


En el terreno de los detalles curiosos destacó el comentario de Simon Baker sobre su pasado: estudió a principios de los 90 en una escuela de enfermería:

“Era un buen sitio para conocer mujeres. El 85% de los estudiantes eran mujeres y el 85% de los hombres eran gays. Eso es material con el que Judd Apatow podría hacer una película con Seth Roger.”

Ante la pregunta de una posible relación sentimental entre Lisbon y Jane, la cual ya ha sido bautizada por los fans como “Jisbon”, Heller aclaró que el público no la verá en pantalla a menos que sea el final de la serie. 


 

El 7 de abril se emitió el último episodio inédito de la serie, y desde entonces se han estado programando reposiciones. El próximo nuevo episodio se emitirá el próximo martes 28 y se titula Red SauceLa season finale será el 20 de mayo y el episodio se titulará Red John’s Footsteps. En este capítulo el smiley siniestro aparecerá de nuevo y al respecto Bruno Heller aclaró lo siguiente:

“El misterio de Red John no se resolverá al final de esta temporada, sino al final de la serie y veremos muchos giros antes de llegar a ese descubrimiento. Red John sirve para darle peso a la historia y matices al personaje, es importante que siga formando parte de ella. Sin embargo será un gran final de temporada porque veremos a Patrick de una forma que no os habéis imaginado.”

 

Estoy de acuerdo con él, Red John es el elemento serial más fuerte de El Mentalista, la oscura sombra tras la encantadora personalidad de Patrick Jane,  la única cosa capaz de borrarle la maravillosa sonrisa, su Keyser Söze particular, y mientras mantenga ese tema sin resolver, su personaje seguirá siendo interesante.