FlashForward: What did you see?

Estándar

FlashForward, la serie basada en la multipremiada novela de ciencia ficción del mismo nombre, escrita por Robert J. Sawyer será uno de los grandes estrenos de la temporada de otoño de 2009 en la ABC.

Un evento desconocido hace que en el mismo instante y durante dos minutos y diecisiete segundos, la consciencia de todas las personas de la tierra viaje cinco meses en el futuro.

Las consecuencias inmediatas de un hecho así pueden ser devastadoras, porque la conciencia del presente de cada persona se detiene, pero la vida continúa a su alrededor. Además de los pequeños accidentes y la confusión causada por un caos mundial inexplicable, habría numerosas muertes: aviones que se estrellan en pleno despegue o aterrizaje, trenes que colisionan, paracaidistas que se desploman, personas ahogadas, cayendo por las escaleras o pacientes en medio de una operación.

Pero más allá de la espectacularidad de estas situaciones, e incluso de lo interesante que puede ser descubrir el hecho que pudo originarlas, lo más atractivo en una serie como ésta, son las consecuencias e implicaciones que puede tener en cada persona saber que ha visto un flash de como será su futuro en cinco meses. Podría haber visto algo que jamás había soñado, o descubrir precisamente que será justo lo contrario y  en algunos casos no haber tenido ninguna visión, lo que podría indicar que dentro de cinco meses esa persona quizá ya no esté viva.

Algunos intentarían luchar contra el destino y dirigir sus acciones para que aquello que vieron se haga realidad, o quizá para evitarlo. Alguien a punto de casarse puede haberse visto al lado de una persona que aún no conoce, si días después se encontrase a esa persona por la calle, empezaría a preguntarse si su destino sería mejor o peor dependiendo de la decisión que tome. Y si el destino visto no es como lo esperaba, lo peor puede llegar cuando la vida empiece a darle pequeñas pistas de que se está haciendo realidad.

Una vez empiezan a compartir las experiencias de sus visiones descubren que las visiones del futuro corresponden a un instante específico: el 29 de abril de 2010 a las 8pm en Los Angeles, el mismo momento en todas las partes de mundo dependiendo de la diferencia horaria del lugar en el que estuvieran. Esta es la fecha que aparece en el guión del piloto que leí, si ya tienen la parrilla de programación diseñada podrían hacer coincidir esa fecha con el día de emisión :)

El autor, Robert J. Sawyer está muy involucrado y emocionado con el proyecto. Publica en su web actualizaciones sobre la producción de la serie, e incluso podemos encontrar una curiosa galería de fotos con miembros del equipo de la serie que tomó en marzo durante los dos días que estuvo en el set de rodaje. Hizo un cameo en el episodio piloto y escribirá uno de los guiones de la primera temporada.

He tenido fascinantes conversaciones con David sobre cosas que pusimos en el piloto que esperamos que la mayoría de las personas no note, pero que están allí para que nosotros podamos jugar con esas cartas 10 episodios o cinco temporadas después. Nadie podrá venir y decir, que algo no estaba planificado. Ese es el nivel en el cual esta serie está siendo pensada.

Robert J. Sawyer

Brannon Braga, uno de los creadores ha dado pistas de cómo puede funcionar la estructura de esta serie a largo plazo:

Habrá otro flashforward al final de la temporada y potencialmente un tercero al final de la segunda, cada uno de ellos de estos flashforwards reajustará la visión del futuro de los personajes e introducirá otros nuevos. El concepto central es el mismo de la novela, pero para adaptarlo a una serie que potencialmente, y con mucha buena suerte puede llegar a los 100 episodios, es necesario cambiarlo un poco.

El piloto fue escrito por David S. Goyer (Batman Begins, The Dark Knight, Blade) y Brannon Braga (24, Enterprise, Star Trek: Voyager) y está titulado “No more good days”. Algunos de los actores confirmados hasta ahora son Joseph Fiennes (Mark Benford) , John Cho (Dominic Witten) , Sonya Walger (Olivia Bendford) , Jack Davenport (Lloyd Simcoe), Courtney B. Vance, Zachary KnightonBrian F. O’ByrneChristine Woods.

He empezado a leer el libro en el que está basada FlashForward, que en España se ha traducido como “Recuerdos del futuro” sólo llevo tres capítulos por lo que no dispongo aún de una visión global, pero por lo que he visto y después de leer el guión del piloto, me parece que están haciendo un gran trabajo de adaptación. La novela está ambientada en un futuro cercano y la serie en el presente, los personajes protagonistas que allí son científicos, aquí son agentes del FBI, y mantienen muchos de los conflictos personales pero intercambiándolos en los personajes.

Anoche durante la emisión del capítulo 100 de Lost “The Variable” se emitió un viral promocional de Flash Forward, un vídeo de 25 segundos que nos invita a visitar una web llamada The Mosaic Collective:

Si un evento de las características del que nos plantean en Flash Forward ocurriese ahora, internet sería sin duda la mejor herramienta para recopilar las experiencias del mayor número de personas posibles, en todos los lugares del mundo, y de manera inmediata. Cada persona podría contar su experiencia y etiquetarla por temas, para facilitar la búsqueda de un patrón, si es que existe,  o al menos pequeñas pistas que les ayuden a reconstruir el rompecabezas de ese gigantesco mosaico global.

Las posibilidades de la serie son infinitas, tienen millones de storylines potenciales para explicar, cada episodio podrían comenzar con la visión que ha tenido una persona y mostrar cómo decide actuar al respecto y cómo el destino se va escribiendo a su alrededor. Sería el equivalente de los episodios de Lost que empiezan con un flashback. Al igual que Lost, también mantiene  los conceptos temáticos de libre albedrío, destino y el caos aleatorio. Podríamos decir que Lost involucra el destino de 40 personas en una isla, y Flash Forward a los millones de personas que habitan la tierra. Incluso el evento en sí me recuerda a Desmond viendo flashes del futuro e intentando cambiar el destino.


Esta serie está pensada como la heredera de Lost y a simple vista tiene todos los elementos para conseguirlo.

Nota: Si como yo, vosotros también os habíais preguntado por qué el título es Flash Forward, y no Flashforward, la respuesta como siempre acostumbra a ser la más sencilla: los diseñadores de la cubierta del libro cortaron la palabra en dos porque era muy larga, y como es así como las personas conocen el libro. En la serie han mantenido la palabra original pero con una F mayúscula en medio: FlashForward.

Más información:




Cupid 2.0. de Rob Thomas

Estándar

Los remakes están a la orden del día, pero lo extraño en este caso, es que después de 10 años la ABC decida rehacer una serie que ellos mismos cancelaron por baja audiencia. Ya tenemos disponible la primera promo del remake de Cupid, la serie creada por Rob Thomas (Veronica Mars), que será uno de los estrenos de la ABC para la Midseason.

Cupid 2009

 

He visto el piloto original. Es una serie agradable, en la que destacan Jeremy Piven (Entourage), Paula Marshall (Californication) y los diálogos de Rob Thomas repletos de referencias pop. Una comedia romántica procedural con una historia de amor of the week.

El Sneak Peak me dice que el guión no ha cambiado.

Cupid nos cuenta la historia de la Doctora Claire Allen (Sarah Paulson), una experta en relaciones de pareja, que escribe libros de autoayuda y dirige un grupo de apoyo de personas que buscan su media naranja. Su teoría se basa en que no existe el amor a primera vista y  lo único que puede unir a dos personas es la suma de compatibilidades después de un proceso de conocimiento mutuo. Le remiten como paciente a un hombre que afirma ser Cupido (Bobby Cannavale), el dios romano del amor. Cupido le cuenta que ha sido expulsado del Monte Olimpo por mala conducta y que como castigo debe permanecer en la Tierra hasta que consiga unir, sin la ayuda de su arco y su flecha, a 100 parejas que sientan amor verdadero.

Cupid 1998

Durante la consulta ella intenta hacerle recapacitar y para probarlo rápidamente, le hace un examen teórico de mitología. Él responde cada pregunta sin vacilar, hasta que Claire le menciona a Psique. Cupido le dice que eso es un disparate, él jamás se ha casado. Por si no lo recuerdan según el mito, Psique era mortal, así que ya tenemos el final de la serie.

La serie original despertó mucha simpatía en su momento. La crítica dijo que los guiones eran sólidos, los personajes encantadores y llenos de vida. Pero sus 4 millones de espectadores no fueron suficientes, porque otros 20 millones estaban a la misma hora viendo Frasier. Sus seguidores nunca supieron si Cupido era real o sólo un loco, y tampoco pudieron descubrir si él y la doctora eran la pareja número 100. Creo que tampoco ahora llegarán a saberlo

Para quien ha visto la serie quizá sea extraño ver a otros actores en las mismas situaciones, y para los que no la hemos visto dudo que la premisa tenga suficiente fuerza. Aunque parezca un detalle sin importancia, en la época de las Citas ExprésMatch.com, un grupo de autoayuda como el que propone la serie resulta casi anacrónico.

No parecen tiempos para series como esta. Los de la ABC deberían saberlo después de cancelar Pushing Daisies.