La nueva comedia de autor

one-mississippi-atlanta-better-things
Estándar

Dramas y comedias son las categorías básicas a la hora de dividir e identificar las series. Lo son cuando se entregan premios y lo son también cuando se etiquetan para orientarnos durante las temporadas de estrenos. Este sistema de categorías resulta cada vez menos efectivo, porque las convenciones hacen que esperemos cosas que las series no nos podrán ofrecer, y porque las encaja en un marco cuyas líneas en realidad están, no sólo cada vez más desdibujadas, sino que podríamos decir que son fluidas.

Continuar leyendo

Mis momentos de la temporada de series 2014-2015

Betty Francis mad men
Estándar

El post Momentos de una temporada escrito por Marina en su blog El Diario de Mr. MacGuffin, ha sido la excusa perfecta para sentarme a escribir un ratito. Ya que no puedo actualizar con la frecuencia que debería, o simplemente la que me gustaría, por lo menos podéis tener constancia de lo que estoy viendo (o de lo que más me gusta de lo que veo) y, quizá, decidir darle una oportunidad a alguna serie que tengáis aparcada, o sugerirme alguna a mí. Bueno, lo dicho, ahí van, sin ningún orden en particular, mis momentos seriéfilos de esta temporada 2014-2015:

Continuar leyendo

Los niños están bien (Boyhood y Mad Men)

Patricia-Arquette-y-Ellar-Coltrane-en-Boyhood
Estándar

Boyhood es una hazaña cinematográfica que consigue capturar el paso del tiempo como nadie lo había hecho antes, retratando algo tan sencillo como el crecimiento de un niño en una familia desestruturada de clase media. Podría decir muchas cosas sobre esta maravillosa obra de Richard Linklater, pero quiero hablar sobre la persona en la que se convierte Mason y la importancia del personaje de Olivia. No revelaré escenas concretas, pero hago referencia al final, así que, si aún no la has visto y quieres hacerlo sin saber nada más, debemos despedirnos aquí.

Continuar leyendo

El estereotipo del personaje femenino fuerte

Estándar

maggie-gyllenhaal golden globes

Cuando describimos a un personaje masculino nunca añadimos fuerte o potente a la lista de adjetivos. No lo hacemos, porque su peso en las historias se asume por defecto, así que podemos dedicarnos a describir a la persona. Sin embargo, la mera existencia de personajes femeninos fuertes en una serie de televisión hace que aplaudamos de pie, porque aunque parezca que ha cambiado mucho el panorama, sigue siendo algo digno de comentar.

Amo los personajes femeninos fuertes, pero tengo un dilema con el concepto, porque en muchas ocasiones, parece que esa fuerza se asume de forma demasiado literal. Dejamos atrás la damisela en peligro y de una forma retorcida estamos convirtiendo al personaje femenino fuerte en otro estereotipo, uno con unos estándares muy altos.

Continuar leyendo