Guía para entender los Premios Emmy: Quién, cómo y qué se vota

65th_emmy_awards

Aprovechando la reciente entrega de los Creative Emmy Awards y la próxima gala de los Primetime Emmy Award 2013, me propuse hacer una pequeña guía para ayudarnos a entender mejor cómo funcionan estos premios que tanto nos gusta seguir y que tantos dolores de cabeza nos dan. Con el reglamento en la mano, y revisando varios documentos disponibles en la web oficial, conseguí recopilar varios datos que harán que os enfrentéis al próximo 22 de septiembre de forma diferente. Empecemos.

Continue reading

MIS mejores momentos televisivos de 2010

Para cerrar el año y, siguiendo la tendencia generalizada, he querido hacer un recopilatorio de todos esos epicsodes y momentazos televisivos que me hicieron sentir orgasmos celebrales, los que me hicieron reir, llorar, los que cerraron mi estómago o apretaron mi garganta, pero sobre todo, aquellos que me dejan la agradable sensación de que tanto tiempo invertido frente a una pantalla no es en vano. No es un ranking y lo he organizado alfabéticamente, es sólo un recuento totalmente subjetivo de los momentos que recordaré con cariño, como aquellos instantes compartidos con amigos que conservamos en la memoria.

Continue reading

De cómo CSI ganó el Emmy a la Mejor Fotografía

El fin de semana pasado se entregaron los Creative Arts Emmy, que no son otra cosa que una primera ronda en la que se entregan todos los premios correspondientes a las categorías técnicas y otras, como las de actores invitados, porque si no la gran ceremonia sería eterna.

Cuando supe que el Emmy a la Mejor Fotografía se lo había llevado CSI, me llevé las manos a la cabeza y lancé improperios de indignación. Quejas que están justificadas por la calidad de las otras series que habían sido nominadas en esa categoría: Breaking Bad, Mad Men o The Tudors. Qué extraño criterio decide que la fotografía de CSI sea valorada como superior a la de cualquiera de esas otras series, o ya que estamos: ¿por qué House no fue nominada?.

Continue reading

The Wire la serie Anti-Emmy

Con la pasada edición de los Premios Emmy se acabó la última oportunidad que tenía la Academia de otorgarle, un más que merecido reconocimiento, a la serie catalogada por gran parte de la crítica como “La mejor serie de todos los tiempos”. The Wire sólo recibió dos nominaciones durante sus cinco temporadas al aire.

En anteriores ediciones The Wire se enfrentó en su propia cadena a series dramáticas de innegable calidad como Los Soprano o Deadwood, y la HBO tuvo en éstas una apuesta más segura. Así, que para cuando llegó la maravillosa quinta temporada en la que la The Wire debía ser su producto estrella, ya habían pasado demasiados episodios para cautivar a los espectadores y a los votantes.

Ya no puede decirse que las cadenas de cable estén en desventaja pues tenemos los premios y nominaciones de Damages (FX), Dexter (Showtime) y Mad Men (AMC). Incluso In treatment, también de la HBO consiguió anoche dos premios, pero The Wire no tiene caras reconocidas como las de Gabriel Byrne o Diane Wiest.

(Lance Reddick, el negro calvo que ahora sale en todas las series, antes no era famoso)

The Wire nunca contó con grandes índices de audiencia, pero sí con la admiración de la crítica y la devoción total de sus seguidores, los cuales no podemos evitar preguntarnos cómo es posible que una Serie como The Wire no haya obtenido un solo premio durante cinco temporadas.

Diríamos quizás que la complejidad de la trama, su localización en una ciudad tan poco glamourosa como Baltimore y la total ausencia de figuras en un casting que, ademas es en su mayoría afroamericano no la ayudan, pero esos argumentos no lo justificarían.

Pues resulta que sí. En el 2005 la revista Variety realizó una serie de entrevistas anónimas a los votantes de los Premios Emmy en la que les preguntaba por qué se ignoraba a The Wire en las nominaciones. Las respuestas confirman nuestras sospechas más primarias, y de lo obvias que son hasta resultan ofensivas:

1. Tiene muchas tramas, es compleja y tan densa, que resulta prácticamente impenetrable para los nuevos espectadores.

2. El entorno sombrío, un lenguaje vulgar y el hecho de que la trama se desarrolle en las calles infestadas de drogas del oeste de Baltimore no favorece la conexión con la gran mayoría de los votantes que viven el Sur de California.

3. La localización y la ausencia de figuras en su reparto no ayuda a la autopublicidad de la serie quedando totalmente fuera de la vista de los votantes.

Hoy ya podemos afirmar que The Wire nunca recibió un Premio Emmy. Y lo entiendo. Es imposible que alguien que no haya visto la serie pueda valorarla por su maravilloso episodio final sólo con la ayuda de un ensayo de 250 palabras que lo contextualice.

No es un secreto que quienes votan los Premios Emmy son personas que están tan ocupadas haciendo televisión que no tienen tiempo para verla. Los honorables miembros de la academia no tienen la voluntad de ver las temporadas enteras de las series nominadas y, tal como el sistema propone, basan sus decisiones en un único episodio propuesto por la cadena como el “Best of”. Esto sin duda, puede favorecer a series como House que no tienen arcos temporales complejos y además acostumbra a regalarnos un episodio muy brillante cada temporada y perjudica totalmente a series como The Wire e incluso Lost.

Una serie que se permite anunciar su última temporada con una promo tan simple, genial y brillante como ésta, es sin duda una joya inimitable e irrepetible:

Si  no la has visto aún estás a tiempo de descubrir uno de los mejores placeres de la televisión.

It’s no TV, It’s The Wire.