Walter White: La última gran mentira

Estándar

evolución walter white 01

Cómo no íbamos a apoyar a ese pobre desgraciado con buenas intenciones. Nuestro punto de conexión inicial con Walter White fue el más mundano que hemos tenido con cualquier otro antihéroe: el orgullo herido. Walter era un hombre reprimido y frustrado. Un ser débil y patético que era menospreciado por todos. Walter nos inspiraba lástima.

Su personaje pasará a la historia de la ficción universal, no sólo por su complejidad y su relatividad moral, si no, y para mí lo más importante, porque representó al antihéroe definitivo. A Walter White el traje de héroe con grises se le quedó pequeño rápidamente, y pasó a convertirse en su propio antagonista, para acabar siendo también el peor villano de toda la historia.

(El texto contiene spoilers)

La semilla del hombre que nos aterrorizó estaba sembrada desde antes de que lo conociéramos en su cumpleaños número cincuenta. Fue el orgullo herido, y no el amor por su familia, su verdadero motor durante la serie. Desde el cuarto episodio de la primera temporada supimos, aunque en ese momento no fuéramos conscientes, que la familia había dejado de ser su motivación para convertirse simplemente en una excusa. La excusa que separaba a Walter White de Heisenberg y que justificaba todos sus actos.

eovlución walter shite 02

Ése fue su segundo y más grande engaño, hacernos creer que él y Heisenberg eran dos cosas diferentes. Uno, el hombre familiar, y el otro el criminal. Pero Heisenberg no era un alter ego, era su ego. Walter siempre fue muy consciente de su propia identidad: él mismo creó la leyenda.

El conflicto de Walter no es otro que la crisis de la masculinidad, simple y llanamente. Heisenberg le dio poder y eso lo hizo sentirse “hombre”. No necesitaba más. Y tampoco a nadie más. La erótica del poder funcionaba en un solo sentido, porque a nosotros nos sedujo sin trucos, no le hizo falta ser atractivo a nuestros ojos ni a nuestro alma. Su supuesta debilidad, aquello que debía hacerlo más humano ante nuestros ojos, estaba basada en una mentira. Su supuesta debilidad fue lo que lo deshumanizó ante nuestros propios ojos.

evolución walter white 04

Desperdició su genio científico y su gran inteligencia hasta el último momento, sólo poniéndolos al servicio de sus propios intereses. Entre sus múltiples crímenes, aunque a veces se nos olvide, está el de fabricar, desde el inicio, una droga altamente peligrosa que destruyó muchas más vidas de las que vimos en pantalla. El mundo nunca fue un lugar mejor gracias a sus acciones. Justo lo contrario.

walter white ricina

Contaminó y destruyó todo lo que tocó. Ni siquiera podemos decir a su favor que Walter White fuera un mal necesario. No se enfrentó a un sistema más corrupto que él (Vic Mackey), no salvó vidas (House), no se nos presentó asesinando pederastas y violadores (Dexter). Walter nunca necesitó justificar el porqué de su villanía ante nosotros. Lo validamos sin necesidad de que interviniesen mommy o daddy issues, no se convirtió en criminal por accidente o por tradición familiar (Dexter, Don Draper, Tony Soprano). Walter hizo lo que hizo simplemente porque quiso y además porque lo hacía sentir bien. Narcicista. Ególatra. Sádico.

Nos engañó hasta el último momento. Y siempre fue Walter White. Fue el mismo egoísta de siempre hasta el último minuto. Tirar a Jesse al suelo no fue un acto heroico. En otro de sus clásicos momentos de fingir que finge fingir, de mentiras que son verdades y de verdades que son mentiras, tirar a Jesee fue la excusa perfecta para distraer al personal y cumplir su objetivo. Walter había ido allí a morir y lo hizo sin remordimientos. Si realmente hubiese querido hacer algo por su familia, se habría entregado, y con él a los nazis y a Lydia. Eso sí habría servido de ayuda, y quizá hasta lo habría podido reconciliar con su hijo. Pero eso no le interesaba.

evolución walter white 03

¿Al final salió todo bien?.  Sí, los malos mueren y los buenos viven, pero para ellos la vida es una condena, el infierno que construyó Walter. Después de lo que vimos en Granite State, ¿serán suficientes las coordenadas para que Skyler pueda negociar?, ¿es dinero lo que les hará falta a partir de ahora?, ¿era dinero lo que necesitaban?, ¿tiene Jesse algún futuro? Yo en este maravilloso final sólo veo amargura, desolación y desesperanza. Además de la profunda tristeza que me produce pensar que una vida pueda ser tan deprimente y patética, que Heisenberg sea lo único que la haya hecho feliz.

Aún así, consigue que al final de la serie veamos redención, autoconocimiento, buenas intenciones o reconciliación consigo mismo. La falsa sensación de satisfacción que nos queda después de ver el final de la serie es, para mí, la última gran mentira que nos contó Walter White.

15 comentarios en “Walter White: La última gran mentira

  1. Yo no creo que salvara a Jesse como artimaña para activar la ametralladora, lo salvó para que se fuese.

    Pinkman consiguió más pureza que Walter en la meta. Y bajo mi punto de vista, creo que Heisenberg quería morir allí en el laboratorio y que todos lo reconozcan como el gran villano, el único que sabe hacer el poderoso cristal azul.

    Aún así, Walt tenía algo de humanidad respecto a su familia y quizás Jesse.

    • ivan

      En realidad no, en un capitulo, donde se presenta a gail, el dice que puede conseguir una pureza del 96% que es la que jesse consigue en mexico, pero la muestra que analizo, aun sin poder asegurarlo, tiene una pureza de entre el 98 y el 99%

  2. Gracias por pasarte a comentar :) Yo también he comprado muchos momentos de humanidad de Walter. Lo malo, es que sólo podemos especular basándonos en la idea de Walter White que cada uno nos formamos en la cabeza. Lo bueno, es que es fascinante. Tienes otra versión muy válida de un porqué de Walter, pero al final, en el fondo, parece que ambos coincidimos en que no “salvó a Jesse”.

  3. giltrapo

    Hola, Valentina.

    Primero, felicidades por tu blog. Me encanta cómo escribes y creo que sueles tener muy buen tino en tus críticas.
    Digo “sueles” porque en esta review que has hecho sobre Breaking Bad difiero completamente de tu teoría sobre la dualidad Heisenberg/Walter, bueno, más bien sobre la no-dualidad que propones. Pero bueno, como bien dices, lo bonito de esta serie es que tiene tal complejidad, que admite teorías de todo tipo, ¿no?

    Resumiendo: para mí sí existen Walter y Heisenberg como entidades independientes, que van turnándose el control de las acciones de Walter a lo largo de las cinco temporadas. En mi opinión Heisenberg no es el “yo” de Walter, ni mucho, menos. En todo caso es el “ello”, cuyos intentos de asomarse a su vida y controlarla, tienen, según el momento, más o menos éxito.
    También creo que no todo era mentira en Walter. Al contrario, he visto a lo largo de la serie muchos momentos en los que Walter actuaba con la humanidad con la que actuaría cualquier persona. Sin remontarnos mucho en el tiempo, ofrecer todo su dinero a los nazis para evitar que matasen a Hank. Eso no es una mentira, ni está planeado. Eso es puro Walter, amor y cariño por su cuñado, por su familia. Es totalmente real, y en ese momento Heisenberg está en lo más hondo de su alma, atado y sin posibilidad de decir ni “mu”. Ahí habla únicamente Walter, el mismo que, como le recuerda su cuñado, es tan imbécil como para no darse cuenta de que Hank está condenado desde el mismo momento en el que hizo la llamada. El mismo Walter que durante toda la serie cree que sus acciones no deberían tener consecuencias, o, en caso de tenerlas, se podrán arreglar. Ese, para mí, era Walter, un pobre infeliz que, como bien dices, intentó curar su orgullo herido de la peor de las maneras posibles.
    Y, por supuesto, para mí el último acto con Jesse, también es puro Walter. No le hacía falta entretener a los nazis una vez tenía el mando para activar la ametralladora. Podría, simplemente, haberlos entretenido teniendo una discusión verbal con Jesse. Creo que le tira al suelo porque le quiere salvar la vida. De verdad, sin ningún motivo oculto. Si no podría haber activado la ametralladora mientras estaban todos de pie, incluido el mismo, y acabar así con todos.
    Por otro lado, el hecho de que decidiese poner punto final a todo al margen de la ley, en vez de entregarse, tiene bastante sentido si se piensa que la posición de Skyler seguiría siendo la misma, se entregase o no, es decir, una supuesta cómplice, y que además el dinero, que es otra de las equivocadas buenas acciones de Walter, no habría llegado nunca al destino que él había pensado desde el principio: su familia.
    En fin, para mí la grandeza de la serie es, precisamente, que me haya hecho tener sentimientos tan contradictorios durante cinco temporadas, que haya conseguido mostrar en TV una personalidad tan compleja y a la vez tan fácil de entender, sin que chirríe ni una sola de las acciones que ha llevado a cabo. Un milagro de la TV.

    Saludos y enhorabuena de nuevo por tu blog!

    • Me fascina hablar de Breaking Bad, escuchar a otros y leer todo lo que se escribe de ella. No importa los ríos de tinta que corran, siempre habrá algo nuevo qué decir y encontraremos algo diferente a lo que pensábamos.

      Es muy difícil analizar a Walter, es un personaje demasiado complejo. ¡Y me encanta! Aunque en las últimas temporadas algunos lo veamos con ojos menos compasivos, no podemos negar que ha tenido algunos momentos en los que destilaba humanidad, porque construyeron un personaje que es muy… persona, un ser humano con todas sus contradicciones. Las mismas que nos hace sentir a nosotros. Ése es, como bien dices, uno de los grandes méritos de la serie, embarcarnos sin salvavidas en un viaje en el que se cuestionaba nuestra brújula moral constantemente.

      Creemos que conocemos a Walter pero, al final, sólo podemos hacernos la idea sobre él que nos encaje mejor a cada uno. Ni los que convivieron con él lo conocieron realmente.

      Gracias por tu comentario :)

  4. Hola Valentina, comparto completamente tu opinión.

    Venía ahora del blog de Ohhh TV de comentar precisamente que Walter se va con demasiado premio, “triunfa” porque se muere con la conciencia tranquila y eso me parece lo peor que le podría pasar a un personaje como éste.

    Aciertas, en mi opinión, al descibir esa falsa dualidad del personaje. Heisenberg es la personificación de todo el odio, amargura y fracasos acumulados durante 50 años en la mente de un tipo brillante, pero extremadamente egocéntrico. Heisenberg ya existía en Walter, y el cocinar meta fue la manera de canalizarlo y sacarlo a la luz.

    Su ‘I’m the one who knocks’ resumía completamente como piensa, porque lo dice con orgullo, como un triunfo, como una meta alcanzada.

    Al final, el tío se lleva por delante a su mujer, a sus cuñados, a un chico en busca de padre (Jesse), al amor y admiración de un hijo por su padre (Walter Jr.), pero muere con una sonrisa y una sensación de “misión completada” que es lo que más me ‘molesta’ del final.

    Por muy satisfactorio que sea aniquilar a neonazis, que lo es…. :)

    Me alegro de redescubrite por aquí. Te perdí desde que acabó el podcast de las slayers.

    Besos

    • Hola Luis,

      Tienes razón, es a eso precisamente a lo que me refiero con la sensación de falsa redención. Consiguió manipularnos hasta el último minuto, es un personaje enorme.

      Por aquí ando, y también cada semana en Del Sofá a la Cocina :)

      Gracias por comentar, nos vamos leyendo.

  5. Estoy muy de acuerdo con mucho de lo que pones, si algo tenia Walter es que estaba completamente frustrado en tantos niveles, pero al final la verdadera causa de su caída no es otra mas que su orgullo…, ese orgullo que genero el cuestionamiento en Hank, cuando las cosas parecían cerradas, si no hubiera dicho eso en la mesa no hubiera existido mayor problema.

    Lo que si difiero de tu estupendo texto es que Walter (desde mi punto de vista) de verdad quería profundamente a Jesse, lo amaba como un hijo, en verdad se preocupaba por el, al final lo pudo haber asesinado en conjunto pero decidió salvarlo, esa mirada de aprobación cuando se despiden me parece que es de Oscar, por otro lado Jesse al final con ese grito nos dice que por fin desde aquella salida por la venta en su primera laboratorio de meth es totalmente libre, libre de los carteles, libre de la droga, libre de Walt.. su vida? pues ojala nos regalaran un spinoff de Jesse, aunque acepto que Saul era uno de mis personajes preferidos, por lo tanto espero con ansia la nueva serie.

    Esta serie queda por lo pronto en mi segundo lugar de todos los tiempos, muy cerca de Spartacus, la cual es mi primer lugar, ame a los personajes, definitivamente vivimos en la era de oro de las series de televisión, ahora en muchos aspectos (Por lo menos en cuestión de guion y personajes) superiores a muchas películas.

    Saludos

    • yefer

      “, ese orgullo que genero el cuestionamiento en Hank, cuando las cosas parecían cerradas, si no hubiera dicho eso en la mesa no hubiera existido mayor problema”

      No estoy de acuerdo asi walt no le hubiera dicho a hank que gale no era heinebreg hank se hubiera dado cuenta por la meta azul que se seguia comerciando y tarde que temprano iba a investigar..

  6. luis ramon, no entendiste absolutamente nada de la serie, te olvidaste que se llama breaking bad, la transformacion progresiva de alguien “bueno” en alguien “malo”. walter white ( Heisenberg), termina siendo el mejor, no importa lo que le hizo a su familia, su cuñado, jesse.. EL es el mejor, por eso esa sonrisa, el tema q vos no tenes ni idea lo q es ser un tipo extremadamente egocentrico y cn falta de humanidad, saludos!

  7. Black Pony

    Me gusto tu critica, pero creo que el personaje de Walter White va mutando a lo largo de los capítulos, no creo que exista tanta dualidad en el como aparenta, no hay mucho que analizar, tal vez White es muy inteligente, brillante por momentos, pero el tipo no deja de ser un demente con deseo de revancha, con el paso de los días, se vuelve a si mismo progresivamente un total y completo psicópata. No creo que llegue a sentirme muy engañado como tu dices por Walter White, pero eso, la seducción hacia el mal, la mentira de la ”bondad”, el que todo vaya bien hasta que todo salga mal, es esa la premisa de la historia, desde el principio es obvio que Walter toma decisiones irracionales, la mayoría de las veces basadas en su propia codicia y deseo de poder, pudo decidir otras cosas, desde el principio pudo simplemente dejar que Elliot y Gretchen pagaran su tratamiento, pudo dejar de seguir cocinando, desde el principio pudo evitar a Tuco… pero eso es Breaking Bad, él tiene todas las circunstancias en contra, por eso toma decisiones que tienen consecuencias imposibles de evitar, consecuencias para Walter y Jesse que los meten en problemas cada vez mas grandes. Jesse esta consiente de todo el daño que esta provocando a los demás y si mismo, intenta evitarlo, intenta salirse del negocio, pero White al enfrentarse a esos problemas empeora su trastorno de personalidad, su demencia moral se va alimentando a si misma, lo que comenzó como un error, se convirtió en su estilo de vida, hasta el punto en que el lo disfruta: el caos, la rabia, la adrenalina, los golpes, las peleas, meterse en problemas pero salirse con la suya y al parecer se vuelve poco a poco, lo que todos dicen que es ”Heinsenberg”, pero incluso siendo una representación de su ego, o su ello o su alterego, no es real, sigue siendo White, Heinsenberg es sólo una ”denominación” de todo lo malo que tiene el hombre y él lo sabe, por eso actúa diferente vestido de negro y con el sombrero puesto, se transforma cada vez que el quiere y lo hace de manera consiente. Tal vez mas divertido que intentar analizar a Walter White, es pensar que personaje quería Vincent Gillian junto con sus guionistas crear en esta historia: Un tipo común y corriente, de moral normal, con la suficiente inteligencia para tener una mejor vida; con familia, responsabilidades, de repente enferma mortalmente, los problemas económicos que lo hacen meterse a un mundo que no conoce, el ”todos los riesgos del crimen” están presentes desde el principio, pero él no teniendo ya que perder, le importa cada vez menos lo que v pasando y principalmente le importan cada vez menos sus acciones, echándose poco a poco a perder, caminando por el mal camino hasta convertirse en un capo, mas peligroso que todos los otros ”capos” contemporáneos y no sólo eso, mas que un cocinero de droga que envenena con alta calidad a sus clientes, un monstruo, casi demonio vestido de humano, provocando todo el daño colateral que puede, a lo largo de los ”meses” que pasan en la serie, hace todo tipo de cosas, desde dejar morir a Jane provocando el choque de dos aviones y la muerte de mas de 100 personas, hasta convencer a Jesse de matar a Gale, arruinando aun mas la poca salud mental de Jesse…la muerte de Drew Sharp el niño en la moto…, matar a Mike y a sus 10 hombres, es responsable de la muerte de Hank, etc. Es un psicópata, si bien puede actuar fría y calculadora… casi genialmente, puede también actuar impulsivamente, vulgar, reaccionar al sentirse rechazado o amenazado, incluso llega a actuar de manera boba, su inconsistencia es natural en su condición. Es obvio que aun hay algo humano dentro de él, pues llega actuar empáticamente, incluso amoroso y honesto con Walter Junior y Jesse (principalmente), lo cual es también natural en su condición psicopática, White no se considera a si mismo un asesino y un monstruo, se ve a si mismo aun como el padre de familia protector y sus acciones son consistentes para su forma de pensar. Pero tal vez deberíamos quedarnos con lo que dice Bryan Cranston sobre interpretar a White y Heinsenberg

  8. Retel

    El mejor mitómano de la Television, me encanta que muestren la verdadera humanidad, todos somos así de egoístas, inventando excusas.

    Me obsesione con W. W. dejo ir a Jesse, para que pensaran que el siempre fue el creador de la mejor Meta.

Deja un comentario