Terriers merece ser vista

Thumbnail-terriers
Estándar

Decir que Terriers es una de las mejores series de estreno de esta temporada no le hace justicia, porque si por algo se caracteriza el conjunto de nuevas series, es por su mediocridad y la ausencia de originalidad en sus premisas. En medio del pajar, sólo destacan junto a esta serie de FX, Raising Hope, Boardwalk Empire y la recién estrenada The Walking Dead.

Hank (Donal Logue) y Bitt (Michael Raymond-James), son dos detectives privados sin licencia, y de bajo perfil, que se ven obligados a aceptar los particulares casos que se les presentan para poder pagar sus facturas. Hank era policía y acabó aquí después de que el alcohol acabara con su trabajo y su matrimonio. Por ahora ha conseguido alejarse de la bebida, pero sigue enamorado de su ex mujer. Britt era ladrón y fue la relación con su novia lo que le hizo abandonar su pasado criminal. Dos personas que vivieron vidas totalmente opuestas y que ahora trabajan juntos, no sólo para sobrevivir económicamente, si no para enderezar sus vidas y corregir los errores del pasado. Son arquetípicos, y aún así, deliciosamente únicos.

La química entre ambos personajes es asombrosa, tienen una complicidad natural que los hace parecer ante la cámara como dos amigos de toda la vida. Un bromance de los que marcan época. Y no es sólo un esfuerzo interpretativo, ni casualidad, ambos actores han vivido juntos en San Diego durante el rodaje y esa cercanía se transmite en la pantalla.

Los personajes femeninos son otro de los puntos fuertes de la serie. Gretchen, la ex mujer de Hank, aparentemente tiene su vida en orden, pero de alguna forma sigue atada a él. Katie, la novia de Britt, alejándose de las convenciones, acepta el pasado y presente de su pareja, y no tiene interés en que busque una ocupación más estable, al contrario, intenta formar parte de sus actividades y es un gran apoyo para ambos. Pero es humana, débil y también comente errores. También está Steph, un grandioso personaje de quien no os daré detalles porque es interesante conocerla como y cuando nos la presentan, y Maggie, la particular abogada de los protagonistas, una mujer que combina muy bien todas las facetas de su vida. Pero todos los personajes son interesantes y todos están llenos de matices, incluído el abanico de secundarios que son un auténtico disfrute, Mark, el ex compañero de Hank, el ex socio de Britt, los personajes de la comisaría o el periodista.

A primera vista puede parecer un procedimental. Sí, durante el primer tramo de la temporada cada episodio tiene un caso de la semana, y creedme que son maravillosos. Son particulares pero no excéntricos, y muchos de ellos sorprendentemente humanos. El mejor ejemplo lo vimos en el noveno episodio, a través del personaje de un travesti, una de las historias con más corazón que he visto en pantalla. Sin embargo, hay una trama central que siembran desde el primer episodio, y conforme avanzan los episodios adquiere todo el protagonismo. Y lo que la aleja totalmente de un procedimental es que son sus personajes y sus vidas los que marcan el ritmo y los eventos de la serie, no al revés.

Terriers tiene grandes diálogos, llenos de chispa. Parecen personas reales cuando hablan porque todo es extraordinariamente natural. Las dosis de humor, drama, misterio y acción fluyen de forma orgánica, nada parece impostado o forzado. La serie no es condescendiente ni con el público ni con sus personajes. Es inteligente, emotiva, oscura cuando es necesario, y muchas veces divertida. Consigue un equilibrio perfecto, es versátil.

Está creada por Ted Griffin y producida junto a Shawn Ryan, y el sello de ambos queda plasmado en ella. La dinámica entre Hank y Britt puede recordar a la de George Clooney y Brad Pitt en Ocean’s Eleven, película escrita por Griffin. También comparten tono. Las semejanzas entre los personajes de Hank (Logue) y Danny Ocean (Clooney) no se limitan a que son los líderes de la sociedad, también tienen en común la figura de una ex mujer a la que les gustaría recuperar. Por su parte, la marca de Shawn Ryan puede verse en la capacidad de Vic Mackey para navegar entre situaciones peligrosas, anticiparse a ellas, resistir y encontrar siempre un último recurso. Terriers tiene un aroma setentero en su espíritu, el cual queda perfectamente reflejado en sus títulos de crédito. Griffin respeta ese espíritu y le da un aire nuevo. Lo moderniza, tal como hizo con Ocean’s Eleven.  Shawn Ryan reinventó el drama policial con The Shield. Juntos le dan humanidad a Terriers y convierten en algo totalmente fresco algo tan clásico como las series sobre detectives.


Terriers sin embargo tiene un problema, su baja popularidad entre los espectadores de Estados Unidos. A pesar de su desafortunado título, de que en el primer episodio tengan que resolver un caso sobre un perro perdido, que uno de sus personajes tenga un cachorro en casa y, que el póster oficial tenga un canino en primer plano, Terriers no es una sobre serie sobre perros. Tampoco tiene a un “policía diferente”. A la hora de atraer espectadores, y tal como han declarado recientemente sus protagonistas, parece ser una realidad que lo poco descriptivo del título, sumado a la ambigua campaña promocional antes de su estreno, fueron muy perjudiciales. En los pocos vídeos que fueron puestos en circulación, vendieron un dramedia ligero, con una torpe pareja protagonista que parecía resolver casos de pacotilla, mientras metían la pata una y otra vez.

Terriers ve complicada su renovación por sus escasos resultados de audiencia. Con un promedio de medio millón de espectadores y menos de medio punto en los demográficos, es insostenible hasta para una cadena de cable, pero no pierdo la esperanza de que continúe. Y no porque su futuro sea negro, os debéis negar la posibilidad de disfrutar de su presente. Verla vale la pena.

El piloto es sólido, pero si lo veis y os queda la sensación de que mi post es una exageración, dadle un par de episodios más. Cuando entre en el juego el personaje de Steph, interpretado por Karina Logue, hermana del actor Donal Logue, estaréis de acuerdo conmigo en que la serie adquiere un brillo renovador y se convertirá en la flor que querréis cuidar con cariño entre la maleza de estrenos televisivos. Una flor silvestre, fresca y natural, la más colorida y vibrante. Es innegable que Terriers tiene un plan, una historia qué contar y un mundo por construir, yo quiero verla crecer y espero que la FX me lo permita.


14 comentarios en “Terriers merece ser vista

  1. Me da pena que la gente no vea esta serie, porque ha ido creciendo más de lo que esperaba y está muy bien escrita. Así que, la cancelarán fijo… Uno no gana para disgustos. Y los casos me encantan porque no son nada típicos ni en planteamiento, ni en tipo, ni en desarrollo, ni en desenlace, por lo que la cosa siempre queda muy fresca.
    Divertida pero con sus cosas pelín más dramáticas, con dos protagonistas geniales y entretenida, al final, con mucho que ofrecer.
    Pena que la gente no se de cuenta… Y “The Walking Dead”, con 2 episodios, ya tiene segunda temporada confirmada (de lo cual no me quejo, porque va viento en popa).

  2. A Terriers la veo como una serie con muy poca mordiente. La noto como muy blandita, sin intensidad, con muy poca fuerza. Como si faltara algo que la hiciera arancar.

    Tiene mimbres para ser una buena serie. Visualmente es agradable y esta rodada con mucho gusto y exactitud. Espero que el despegue que se intuye se confirme y no se queda solo la serie en un mero pudo ser.

    Saludos

  3. Al comienzo solo veía la química entre los dos protagonistas, y era lo único que me mantenía pegado a la serie, los caso no me llamaban mucho la atención, pero en los cuatro o cinco últimos episodios todo cambió, la serie había cogido su tono, los personajes y sus vidas se habían integrado en la trama, y los casos cada vez interesaban más y emocionaban más, ahora que no me planteo abandonarla, puede que me la cancelen que cruel es la audiencia.

  4. kiseki_7

    Vi los dos primeros capítulos, me gustaron pero tras la avalancha de series en septiembre me olvidé, pues tampoco me entusiasmó.

    Ahora leyendo esta entrada me has metido las ganas de volver con ella, echa para atrás lo de su renovación, pero si aún así merece la pena me pondré, al menos para disfrutar de los últimos capítulos al día.

    Un gusto leerte de nuevo.

  5. La verdad es que hasta ahora solo habia leído críticas mediocres o directamnete malas, asi que la tuya me sorprende gratamente.

    Veremos si tiene suerte y es renovada, entonces le daré la oportunidad que dices que merece.

    Saludos!

  6. Una de las cosas que más me gusta de Terriers es que saben darle un toque muy dulce a cada caso, lo cual es una proeza porque no hablamos de casos que “salven al mundo” o los ponga como héroes de la nación, son más bien casos muy ordinarios, caseros, y los hacen tan interesantes que logran que te importe cómo termina todo. Y no siempre ganan, las cosas no les son fáciles, tienen que lidiar con las consecuencias de sus actos y muchas veces el tiro les sale por la culata. Podría decir que son perdedores, pero me parece que cualquier persona en su posición acabaría lo mismo o parecido, por lo que no son perdedores, son humanos comunes.
    Es una lástima el poco apoyo de la gente pero la culpa es de la cadena FX. Creo que podemos estar de acuerdo en que la pobre promoción y el mezquino trato sepultan buenas historias antes de su estreno. Y este ha sido el caso.
    Recémosle a San Bori para que por lo menos tenga una segunda temporada.

    BTW, excelente artículo, te extrañaba por me Reader, y no has decepcionado con la vuelta.
    Saludos!

  7. OsKar108

    Me alegra leer este (muy buen) post sobre Terriers,porque empecé a verla tras leer la opinión de Satrian en la que destacaba sobre todo la buena química de los protagonistas (tanto actores como personajes), y el piloto me gustó, pero no esperaba que poco a poco me iba a ir gustando cada vez más y más, y aunque me intento hacer a la idea, tengo la impresión de que no va a ser renovada casi seguro, cosa que me parecería una lástima. Ese toque humano de los casos, de las relaciones entre los personajes y sus vidas me parece estupendamente tratado.

    ¡Saludos!

  8. Yo intenté ponerme con ella cuando se estrenó pero no conseguí ni terminar el episodio. Ya sé que esto está muy mal y no puedo juzgar una serie solo por eso, pero aun así no me gustó nada lo que vi, y como tenía que descartar series…

  9. También la descarté, pero sin llegar a ver ni el piloto. Y siempre me sentía un poco culpable por ello. Creo que este post es el empujoncito que necesitaba. Va a ser difícil acoplarla a la agenda, pero le daré la oportunidad.

    En caso de que me guste, espero que no le pase como a Rubicon.

  10. Carmen

    La verdad es que cuando ví el primer capítulo, pensé “no está mal, se puede ver”, pero tampoco la consideré gran cosa, pero he de decir que después de darle una oportunidad y ver algunos capítulos más, a medida que va avanzando la trama, cada vez me gusta más y ahora podría decir que es una de mis series favoritas.
    Ojalá la renueven porque yo creo que se lo merece

  11. También la descarté, pero sin llegar a ver ni el piloto. Y siempre me sentía un poco culpable por ello. Creo que este post es el empujoncito que necesitaba. Va a ser difícil acoplarla a la agenda, pero le daré la oportunidad. En caso de que me guste, espero que no le pase como a Rubicon.

Deja un comentario