Dollhouse: Crazy little thing called love

Estándar

(Dollhouse S02E08 – A Love Supreme) El protagonista de este episodio es Paul Ballard. Todo lo que ocurre está relacionado con él, Adelle lo pone a prueba, Boyd lo deja en evidencia, Echo lo enfrenta con la realidad de la naturaleza de su trabajo, Joel Mynor le hace ver la ironía que hay en su situación actual y Alpha, el Joker particular de Dollhouse ahora convertido en dandy, hace lo imposible por descubrir qué lo hace especial. Todos los personajes nos dicen algo sobre él, pero sobre todo de su relación con Echo, y nos conduce a un final de episodio que definitivamente marcará su evolución, llevándolo hacia uno de esos giros tan whedonianos que convierte los conflictos de sus personajes en hermosas paradojas.

Paul Ballard no supo pensar estratégicamente y fue manipulado por Adelle durante todo el episodio, primero torturando a Echo y luego enviándola a una misión romántica con él como su controlador. Por diferentes razones, desde  la misión encubierta que vimos en el primer episodio de la temporada, Ballard no la había acompañado en ninguna misión de este tipo. Siempre manifestó su incomodidad ante esta situación, pero en este caso era diferente. Los tres meses de convivencia han reforzado el vínculo que los une y lo han llevado a otro nivel, aunque ninguno de los dos sepa aún como manejarlo. En la conversación que mantienen en la furgoneta todas estas dudas y sentimientos encontrados quedan patentes. Él quiere ayudarla a destruir Dollhouse, pero no que ella siga cumpliendo estas misiones. Echo sabe que para llevar a cabo su plan debe seguir haciendo su trabajo como activo. Debe destruir Dollhouse en su tiempo libre.

Echo intenta explicarle a Ballard que quien estará con ese cliente no es ella, sino Susan y Susan está feliz de verle porque quiere a ese hombre y él a ella. Racionalmente Ballard puede intentar entenderlo, pero no por ello deja de ser complejo. Por eso, cuando Boyd le explicaba a Topher que Echo era una persona, que desde el incidente con Alpha no habían funcionado los borrados y que podía controlar cómo y cuando acceder a sus impresiones, Topher hizo la pregunta en voz alta: ¿Qué es ella ahora? ¿En qué la convierte todo esto?

En el Whedonverse los caminos de rosas no conducen a nada bueno.

Vulnerable por la conversación con Ballard, Echo dejó que Susan tomara totalmente el control, hasta el punto de no poder desconectar cuando encontró el cadáver que Alpha les había preparado. Las emociones que estaba experimentando Susan eran tan intensas que impidieron que Echo saliese a la superficie inmediatamente.

Ballard: -He’s the only one out there with a knowledge of this place and an obsession with echo.

Adelle: -I thought that was you, mr. Ballard.

La investigación preliminar les permite sacar conclusiones rápidamente, Alpha deja pistas porque quiere que reconozcan su firma, todo forma parte de un juego que él controla totalmente. No consiguen evitar la muerte de Matt, el primer cliente de Dollhouse que conocimos. Así que buscan a la que debe ser la siguiente víctima, Joel Mynor. Su personaje siempre ha recibido un tratamiento especial. En medio de la moral gris de la serie, Joel siempre ha sido presentado como uno de los chicos buenos o quizá el menos malo. Como espectadores nos han hecho simpatizar con él, por lo que nos sentimos implicados al saber que puede estar en peligro. Joel había asumido la muerte de  su esposa dos veces, en la vida real y al renunciar al uso de la impresión de Rebeca que había en Dollhouse. Pero ninguna de las dos veces consiguió superarlo, por eso cuando reconoció a Rebeca en Echo el muro que había creado se derrumbó, era como verla resucitar nuevamente haciéndole dudar de toda la estabilidad que había conseguido rehaciendo su vida con una mujer real.

Pronto descubrimos que Joel no era el objetivo de Alpha. Mientras desviaba la atención de Dollhouse hacia la investigación de los asesinatos de los clientes, Alpha contrató a Sierra para asegurarse el efecto sorpresa. Acorde con su carácter grandilocuente encargó a una Sierra programada como una femme fatale del cine negro clásico de dobles juegos, una mujer decepcionada de los hombres que, con un acertado juego de palabras, se refiere a las mujeres como “dolls”. A través de ella propagó el virus que creando el caos en Dollhouse le garantizaría su gran entrada.

La secuencia del ejército de dolls de Alpha nos muestra cómo funciona en el campo el depravado uso de la tecnología de Dollhouse que vinos en Epitaph One. Por un lado están los llamados “dumb shows” personas cuya personalidad ha sido borrada de forma remota, como el padre de la niña de aquel episodio. Aquí lo vemos de la mano de  Topher cuando regresa a los activos a su estado “doll” con el dispositivo que desarrolló para Rossum. Por el otro nos muestra a los “butchers” personas programadas a distancia para matar a todos aquellos que no estén programados para matar.

Pero el verdadero propósito de Alpha era llegar a Ballard, para a través de él llegar a Echo. El cliente al que Alpha asesina en la primera escena del episodio, no es más que un reflejo suyo. Al igual que aquél, está invirtiendo todo lo que tiene para conseguir una chica que nunca lo amará. Como parte de su extraño plan, Alpha escarba en el cerebro de Ballard, intentando encontrar qué es lo que lo hace especial a los ojos de Echo. Al no encontrar respuesta y habiendo destrozado su cerebro, entiende que pretender estudiarlo desde fuera no era la aproximación correcta, así que hace su siguiente movimiento y añade una nueva personalidad a su cabeza fuera de control.

Echo: -He’s ten times the man you are, and you’re like 40 guys.

El enfrentamiento con Echo nos dejó varias frases para el recuerdo y una manifestación del conflicto clásico del creador con su creación. La personalidad de Ballard consigue salir a la superficie y tomar el control de la confusa cabeza de Alpha por un momento, pidiéndole que acabe con él. Obviamente Echo no es capaz de hacerlo, y Alpha consigue retomar el control y escapar. Aunque aún no soy capaz de decir exactamente cómo, creo que el hecho de que en la cabeza de Alpha ahora coexista Ballard, tendrá una consecuencia directa en el Alpha al que Caroline dice que debe agradecerle la construcción del Refugio Seguro.

En la escena final con Joel Mynor, destaca una vez más el espíritu sensible y entregado a los demás de Echo/Caroline. Ella es capaz de apartar su pena durante un momento, para permitirle a Joel Mynor darle un cierre a su historia. Alpha sigue fuera, Ballard nunca volverá a ser el que era y Adelle descubrió un par de secretos sobre Echo. Todas las fichas han tomado una nueva posición en el tablero.

Bonus Track:

A pesar de estar impreso como el experto Dr. “Freudestein”, Victor no pudo ignorar el paso de Sierra por su lado.  Aunque sea en dosis mínimas, Victor y Sierra siempre nos regalan momentos memorables

Música:

La canción que suena en la secuencia final es Your Ghost de Greg Laswell.

Quotes:

I am obsolete.
237
00:10:55,317 –> 00:10:58,586
This must be what
old people feel like.
238
00:10:58,654 –> 00:11:01,122
And blockbuster.

“I am obsolete. This must be what old people feel like. And blockbuster.” (Topher)

“Of course, I could never be out of my mind. I have so many, and the second I’m out of one, I’m right into the next.” (Alpha)

“One of my imprints was an eagle scout. Another one was a sailor. There’s a dirty joke in there somewhere.” (Alpha)

7 comentarios en “Dollhouse: Crazy little thing called love

  1. Casi me están gustando más las parrafadas de Alpha que las del Joker, me divierto mucho escuchándole repetir referencias a las cosas más absurdas.
    Y me alegro que le dieran un final feliz al personaje de Joel Mynor.
    Mira que son buenas las frases que has puesto de Alpha, pero la de Topher me ganó, hay que ver con el científico Peter Pan.

  2. Este capítulo fue el que me cambió la percepción de Dollhouse. Por fin me daba lo que prometía al igual que Alpha.

    Un placer leer tu reseña (pocas veces he conseguido llevarla al día) y me ha gustado ver que has elegido la frase de Topher, me encantó.

  3. Ángel Pittsburgh

    me hace mucha gracia cómo el personaje de Joel y el Echo nunca se besan en pantalla (tampoco lo hacían en Man on the street)… exigencias de la Duhsku?

  4. JM

    Me encante el rollito Victor y Sierra ^^
    No caí en el paralelismo de las rosas con Buffy hasta que te he leido :)
    Ahora mismo no tengo muchas palabras para comentar este capi,acabo de ver el 11 y estoy loquisimo en estos momentos xd

  5. OsKar108

    Como siempre es un placer leer tus excelentes análisis de los capítulos de DollHouse, que se va superando cada día, la verdad es que por mucho que se sepa desde hace tiempo, cada vez me da más lástima que se nos acabe, esperemos que el final nos deje contentos.
    A ver si puedo er hoy el 11, que tengo ganas.

    ¡Saludos!

  6. Y si a todo esto que tan bien como siempre nos cuentas, le unimos al pobre Ballard esa conexión más reciente que han tenido que “reubicar” para salvarle la vida, todo coge un cáliz mucho más oscuro y retorcido. Es esa conexión con Echo lo que le salva, pero…. ¿habrá perdido para siempre lo que sentía por ella o están destinados a encotrarse siempre, como Sierra y Victor?. Me temo que va a ser lo primero… Sierra y Victor mantienen su conexión intacta sin importar el implante que les activen.

    Venga, te doy el placer de leerme de nuevo que Dollhouse me está reconquistando (aunque el último emitido ha sido algo más rollo).

Deja un comentario