True Blood: Oda a la extravagancia

Estándar

(S02E01 – Nothing but the Blood) Desde el domingo por la red corren ríos de sangre y es muy difícil evitar ser salpicado. Algunos se relamen con placer y otros inquietos nos lavamos rápidamente, pero aún así la mancha permanece y el rojo será definitivamente el color del verano. Aunque prefiero la sangre que hacía correr Tony Soprano, ésta es la era de los vampiros en la HBO y como serieadicta no pienso perderme el espectáculo.

La premiere de la segunda temporada de True Blood empezó justo en el mismo punto donde acabó la primera. Una continuación del grito despavorido de Sookie y Tara ante la “espeluznante” visión de un pie inmóvil que se deslizó al abrir la puerta de un coche. Me deja totalmente descolocada esta reacción, inexplicable después de haber visto a su abuela flotando en un mar de sangre, a su gata colgando de un ventilador de techo, a su novio consumido por las llamas solares y después haber matado a un asesino en serie.  Sin sutilezas, porque en Bon Temps lo que se lleva es la extravagancia.

El pie resultó no ser el de Lafayette y el personaje está inmerso en una nueva y misteriosa aventura. Alan Ball sabe que es uno de los personajes preferidos del público, así que ha decidido enviar a Charlotte Harris a tomar algo al Merlotte mientras él mezcla detalles de sus libros hasta conseguir la combinación perfecta. Con la misma dedicación y paciencia con la que Bill ayuda a Jessica a preparar su cóctel personal de Tru Blood.

La ausencia de elipsis determina la ausencia de evolución en los personajes y las situaciones. Una frase larga para decir que todo sigue igual. Jason sigue siendo el mismo ser básico y elemental, Sookie la misma histérica egocéntrica y Bill el mismo vampiro descolorido pidiendo perdón a Sookie. Al final de la primera temporada parecía que Sam era una fuente interminable de secretos, pero creo que ser un “adapta formas” era el más interesante.

Aunque muchos hechos fueron presentados sin transición alguna en éste capítulo, entre ellos la gratuita y rápida resolución del asunto del tío de Sookie, no quiero dejar de mencionar el halo de justicia poética que rodea toda la situación. Bill mató a su tío y éste le dejó a Sookie una herencia que no puede permitirse aceptar, así que se la cede a su hermano Jason el cual la invertirá en la iglesia que persigue a los vampiros. El tío de Sookie buscando la redención encontró venganza.

Maryan, la diosa vibratoria de las frutas tropicales, y Eric, el vampiro vikingo prueba no viviente de que la maldad extrema no es incompatible con el glamour, serán dos de los personajes claves de la temporada. La trama de Jason, como reflejo del americano presa fácil de las sectas estafadoras, nos permitirá ver finalmente los prometidos conflictos que se generan por la convivencia de vampiros y humanos de manera más directa, y no sólo con la imagen de Nan Flannagan en los televisores de Bon Temps.

Si Alan Ball decide trasladar parte de la acción a Dallas como en los libros en los que se basa la serie, ésta trama paralela nos dejará conocer por fin detalles de la existencia vampírica más allá del club Fangtasía y la cultura de reciclaje de Bill. El marketing viral de la HBO formará parte de la historia y conoceremos más productos y servicios para los vampiros aparte de la famosa bebida, como los curiosos hoteles especialmente diseñados para ellos.

True Blood es bizarra, extravagante e innecesariamente histriónica. Se deleita danzando con el absurdo, el ridículo y la exageración de lo banal. Rompiendo todas las normas seriales, trabaja con desmesura para que te sientas totalmente ajeno a lo que allí ocurre. True Blood no quiere que sueñes con vivir en Bon Temps, vivir las aventuras de los personajes o hablar como ellos. Incluso dedica su mayor esfuerzo a que no te sientas identificado con ningún personaje y que además detestes a su protagonista.

True Blood te deja claro que tú no perteneces a ese mundo, allí Alan Ball es un dios enigmático del que quizá nunca conozcas sus verdaderas intenciones. ¿Quiere hacerte reir? ¿Quiere reirse de ti? ¿Quiere que rías con él? Sólo él lo sabe, él está en su terreno, nosotros somos simples invitados.

23 comentarios en “True Blood: Oda a la extravagancia

  1. Pigonna

    Serie cutre y bizarra donde las haya y aun así no puedes evitar dejar de verla… True Blood es un misterio seriéfilo e toda regla

  2. OsKar108

    Es extraña esta serie, porque como bien dices, peca de extravagante e histriónica (entre otras cosas) pero la verdad es que me gusta y me lo hace pasar bien, tiene su encanto propio.

    ¡Saludos!

  3. Si parece que van a seguir la trama de la investigación del asesinato del Sheriff Vampiro en Dallas por lo que cuentan.
    Es una serie bipolar completamente, sin dirección concreta, pero mientras me entretenga…

  4. AskMeAboutLOOM

    Lo del vampiro que recicla es rídiculo cuando lo ves por primera vez pero si lo piensas tiene su lógica. Si a alguien tiene que interesarle la ecología y el futuro del planeta es a alguien que vive eternamente ¿no?

  5. A ver si tienes razón y adoptan esa línea del libro que comentas de Dallas y una visión más general de todo el mundo vampiros-humanos….

    No me ha gustado este episodio. No sólo sigue demasiado en la linea (decepcionante) de la primera temporada sino que la sensación de premiere es nula.

    Es todo como más de lo mismo, no se plantea nada interesante o nuevo, todo gira en torno a lo mismo y no dan nada, un caramelito. No engancha.

    aunque he de reconocer que me encanta cuando se parodia a sí misma.. Eric con mechas y Bill reciclando son dos claros ejemplos xD

    Seguiré viendo, pero esta vez no voy a tener tanta paciencia como con la primera temporada..

  6. Yo estoy más con tu penúltima pregunta: visto el episodio, creo que Ball quiere reírse un pelín de nosotros. Claro que no es una serie para tomarse en serio, ¡pero es que tiene cada cosa…!

  7. torpe dama

    “True Blood te deja claro que tú no perteneces a ese mundo, allí Alan Ball es un dios enigmático del que quizá nunca conozcas sus verdaderas intenciones. ¿Quiere hacerte reir? ¿Quiere reirse de ti? ¿Quiere que rías con él? Sólo él lo sabe, él está en su terreno, nosotros somos simples invitados”

    El señor Ball es tan listo que nos tiene desde hace cuatro días dando vueltas a la serie. Lo hizo con SFU por el lado A y ahora lo hace con TB por el lado B.

  8. Cada vez me da más la sensación que TB es una Crepúsculo para intelectualoides.

    Pero chistes malos a parte, parece que avanza la historia pero no los personajes, que se mueve muy mal entre la parodia y la realidad y que la falta de carisma de sus dos protágonistas es digna de estudio.

  9. Noa

    ¡Aaaaaamén! Oleeee la tía!

    Solo añadir, para el próximo capitulo… ¿¿¿Eric se depilará con cera fría o caliente??? Se hará tirabuzones??? Enga va…
    Un 10 nena! ;)

  10. No me ha gustado nada el capítulo. Solo me llama la atención los esclavos.

    pd: ¿como puedo colocar eso de meneame en cada post? emiliame please

  11. Realmente me van las causas perdidas, ya que soy el único que adora a Sookie.

    Pero respondiendo a tus preguntas finales, creo que Ball se ríe con unos cuantos y se ríe también de otros tantos. Creo que todo depende de la mirada con la que se vea la serie. Sé que es una concepción un poco elitista pero es la impresión que siempre me ha dado True Blood.

  12. Personalmente, le he encontrado muchos ‘tira y afloja’ en estos dos primeros episodios que llevamos.

    Sin embargo, no puedo dejar de verla, porque Pam y Eric son soberbios y esas mechas manchadas de sangre y Lafayette respondiendo sin saber si llorar o descojonarse, merecen que la siga viendo.

    Y Maryann y Tara, oh Tara, y oh Jason, qué trama tan absurda, irónica y desternillante nos das.

    Jessica es todo un tema. Me encanta este personaje, qué impertinente es y qué patético me resultó el intento de acercamiento por parte de Sookie, como si fuera su madrastra, LOL!

    Seguiré cada lunes atenta a internet esperando la descarga en VOSE, tenga los fallos que tenga, nada puede ser perfecto. Es curioso que siendo tan criticable estemos tal cantidad de personas enganchadas a ella. En realidad, eso es lo que la hace grande y deja en suspenso muchas de las críticas que recibe, lo cual no significa que no sean interesantes =)

  13. Empecé a verla porque el libro me gustó, pero es que no se parece nada al libro!! De todas formas, estoy impaciente por ver la segunda temporada, o sea que enganchada estoy.

  14. ^^ yo ayer me ví el último capitulo. No puedo evitarlo, tengo que verlo en cuanto se estrene…jajaj

    Lo único que empieza a cansarme un poco es Jason y sus movidas ¬¬

  15. Pero UVE, si Jason es genial, totalmente desternillante!

    Y respecto a la serie vs. el libro, creo que por una parte, Alan Ball ha fomentado unas subtramas y unos personajes secundarios muy potentes que en comparación con el libro, éste se queda como mucho más hueco. Es un libro malo, para qué mentir, una literatura facilona y que va a lo que va sin dilaciones, por ello se le echan de menos muchos apuntes que HBO ha incorporado con muchísimo acierto, para mí Tara como el mejor de todos los aportes.

    Sinceramente, creo que Ball ha incorporado extravagancia y novedad, y le ha dado ese ‘algo’ que les falta a los insípidos libros.

  16. Laia

    Para mi la serie es muy poco estable. A veces divierte mucho ( Eric con mechas impagable) pero a veces aburre( Conversaciones entre bill i sookie, luego peleas, luego reconciliaciones,…)
    Por otro lado tiene personajes buenisimos que no salen mucho en el libro. Quien no adora a lafayette y su forma de vestir xdxd. Es un personaje muy logrado.
    Pero a veces acabo odiando tanto a sookie, se me hace pesadisima y estupida y me canso mucho.
    A ver que nos depara el futuro.

  17. Anónimo

    creo que de tanto mezclar los capitulos, ya no saben quien es bueno y quien es malo. solo se que Erick me encanta por ser quien es.

  18. luisl

    todos critican a la serie… a mi me encanta pero no lei los libros… igual investige y ya se las diferencias. Los de los personajes secundarios es clave porque si se centraria solo en sookie aburriria, seria mucho crepus-culo y todas esas bostas. Pero vamos hay partes que dan mucha risa, Bill jugando a la wii? xD me mato. Eric rompiendo en pedazos al tipo ese.. Godric impecable… El capitulo final me encanto, Sam se esta volviendo uno de mis favoritos junto con Eric.

Deja un comentario