House: Everybody Lies

Estándar

(House SO523-S0524) Uno de los axiomas más famosos de la filosofía personal de House es que todos mienten, y en el final de la quinta temporada tuvo su momento epifánico más doloroso: él también.

Después del gran final de la cuarta temporada (House’s Head y Wilson’s Heart), la quinta empezó renovada y con fuerza. Las consecuencias de la muerte de Amber en la relación entre House y Wilson marcaron el devenir de los primeros episodios entre los que destacó especialmente Birthmark, aquella mini road movie en la que descubrimos el origen de la amistad entre ambos.

La quinta temporada tuvo casos clínicos interesantes y un capítulo especial filmado y narrado casi en su totalidad desde el punto de vista de un paciente que como consecuencia de un accidente no puede moverse ni comunicarse (S05E19 Locked In), pero en las tramas internas tuvo muchos altibajos. Desde que al final de la tercera temporada decidieron relevar parcialmente a Cameron, Chase y Foreman e introducir a Thirteen, Kurtner y Taub la serie se dispersó un poco. Los tres primeros nunca se fueron definitivamente y tienen problemas para que todos estos seis personajes satelitales tengan pequeños storylines mínimamente interesantes, a veces se nota demasiado que sólo pasan por allí.

Estuvieron divagando durante la mayor parte de la temporada con tramas que resultaron no aportar gran cosa: Foreman, Thirteen y el Huntington. Él estuvo a punto de perder su carrera por salvarla, ella empezó a mostrar síntomas, y al final no se volvió a mencionar ni la enfermedad ni el tratamiento. Las eternas dudas en la relación entre Chase y Cameron también nos aburrieron, al igual que la historia de Taub, su crisis financiera, matrimonial y su renuncia/regreso. Cuando se anunció que habría un suicidio en la serie, pensé que sería el suyo. La salida de Kurtner de la serie se vió forzada por la decisión del actor de ir a trabajar a la Casa Blanca, pero al final ese suicidio sin motivo aparente fue el detonante de un gran final de temporada, con el que el jugueteo que mantuvieron House y Cuddy adquirió un sentido que fue mucho más allá de tensiones sexuales no resueltas que se agitan momentáneamente en los sweeps de mayo

House había mostrado algunas dudas sobre su capacidad para resolver enigmas  durante esta temporada, incluso Taub tenía mejores ideas que él, pero la muerte de Kurtner lo obsesionó. No lo vio venir. No poder encontrarle una explicación lógica a este hecho revivió el sentimiento de culpa por la muerte de Amber que se sumaba ahora a la de Kurtner, personaje por el cual además comenzaba a mostrar cierta simpatía. Pero más allá de una culpabilidad inconsciente, House necesitaba resolver ese rompecabezas para demostrarse a sí mismo que no había perdido su genialidad, porque eso es lo único valioso que tiene, y perderlo debe ser lo más triste y terrorífico que pueda ocurrirle. Si House pierde su genialidad sólo queda un cojo drogadicto, solitario, infeliz y soberbio.

En esta temporada también hemos visto alucinaciones en Bones, en Grey’s Anatomy y en The Unusuals, pero de las cuatro la de House es la más lograda, no es un tumor cerebral, pero sobre todo porque lo que esconde su cerebro es mucho más interesante y menos obvio. Sabiendo como sé que el caso médico de la semana es siempre una excusa para debatir sobre la vida de los personajes principales, tendría que haber intuido que estábamos hablando del cerebro de House, pero confieso que lo descubrí junto a él. Permití que me distrajeran con la historieta romántico sexual.

No es la primera vez que House alucina en un final de temporada, pero nunca antes lo habíamos visto sentir miedo. Hace ya mucho tiempo que la Vicodina dejó de ser sólo un alivio para el dolor físico y aunque él siempre ha pensado que el dolor de su pierna o la ausencia de él afectan su capacidad intelectual, no es más que una excusa para continuar drogándose sin reconocer su adicción como un problema. La Vicodina finalmente le estaba haciendo perder lo único que realmente le importa y aún así su fuerte adicción hizo que su cerebro encontrase la manera de mentirle, descubrirlo es la experiencia más dolorosa que jamás haya vivido.

Quizá ahora deba aprender a convivir con el dolor de su pierna, el cual siempre será una extensión de su dolor emocional y su incapacidad para ser feliz. La desintoxicación seguramente no le hará mejor persona y en el fondo sabemos que no habrá grandes cambios estructurales. Tampoco queremos que eso pase, la serie no sería igual sin House y tampoco con un House distinto en su esencia al que ahora es, debe ser la única serie en la que como espectadores no queremos que nuestro protagonista sea feliz.  De todas formas la serie plantea un interesante nuevo punto de partida en su sexta temporada y quizá veamos a House incordiando en el centro de rehabilitación.

 Sea como sea, House sigue siendo una de las series grandes y al final de cada temporada siempre consigue que siga enganchada, porque estas pequeñas dosis de brillantez son la droga más poderosa y adictiva. 

 

 


4 comentarios en “House: Everybody Lies

  1. No he leído la entrada porque yo voy por el 20. Me vi del 15 al 20 del tirón y me gustaron mucho, lo de Kudner una pasada.

    Muy chula la cabecera, por cierto. ;)

  2. Natalia

    A mí también me encantó este final de temporada, y casi más que el anterior. Al igual que tú lo descubrí junto a House, y pensar en ello desde ese punto de vista es muy desolador.

    Me gusta mucho el análisis que haces de toda la temporada, estoy de acuerdo contigo pero no lo habría dicho mejor. Hablarás de otras season finales? Al menos de Lost, Bones y Fringe :)

    Saludetes.

  3. OsKar108

    Perdona que opine tan tarde, pero es que yo lo he visto a ritmo de Fox España y ya no me acordaba de esta entrada 8D.
    Opino que esta ha vuelto a ser una gran temporada de una gran serie, de la que opino que cada capítulo es una pequeña (a veces gran) joya. Sí que es verdad lo de que los temas de los personajes “satélites” salen y desaparecen con demasiada facilidad, ese es quizá su mayor fallo, pero la serie y varios de sus interpretes supuran calidad.
    Muy buen análisis de la temporada, en tu línea.

    ¡Saludos!

Deja un comentario