La Sexta sabe utlizar a la competencia

Estándar

En el programa de Telecinco La Noria, el sábado pasado se proclamaron defensores de un grupo social autodenominado “eurofans”, y por extensión de la sociedad española en general, que ha visto mancillada su dignidad con la participación de Chikilicuatre en el Festival de Eurovisión.

Con una pose de periodistas serios denunciaron el negocio montado alrededor del eurovisivo personaje y acompañaron su apasionada crítica con imágenes de los anuncios de venta del pack ckikichiki y los politonos.

Todos los canales de televisión han participado en este profundo debate intelectual, porque sabemos que no hay nada que preocupe más al pueblo del estado español y a Europa entera. Y no parecen conscientes de que cada vez que criticaron el Chikichiki creyendo perjudicar a sus creadores, La Sexta ahorraba el dinero que pensaba invertir en autopromoción.

Tienen sin duda un equipo de marketing envidiable, se aprovechan de la incompetencia de la competencia y llevan mucho tiempo sirviéndose de la cobertura nacional  de las otras cadenas. Antena 3 y Telecinco han patrocinado en gran parte la campaña de antenización de La Sexta. El ejemplo más delicioso son las trampas que les ha tendido el programa Sé lo que hicistéis:

Todos con  Julián

Plataforma Anti-Telma Ortiz

Esta efectiva estrategia de autopromoción es posible porque la televisión española está llena de programas por los que pululan, sin vergüenza alguna, tertulianos que son simples animadores de la opinión pública, promotores de discusiones de bar. Ser  los protagonistas de foros animados por carajillos matinales es lo que colma todas sus aspiraciones profesionales, y en La Sexta lo saben.

Deja un comentario